Medalla de bronce en un concurso internacional de Física para estudiantes de la U de Colima

Noticias

Alumnos de la Licenciatura en Física la obtuvieron en la University Physics Competition

Un grupo de alumnos de la Universidad de Colima (UdeC) logró destacar a nivel internacional, toda vez que ganaron una medalla de bronce en un concurso de Física donde participaron estudiantes de diversos países, poniendo en alto el nombre de la máxima casa de estudios de la entidad.
Luis Ángel Delgadillo Franco, Martín Alberto Jacobo Pamplona y Diego Allan Reyna Rodríguez resolvieron con éxito un problema que se les planteó durante la University Physics Competition , en la cual compitieron equipos de universidades de todo el mundo.
Así, de nueva cuenta estudiantes de la Licenciatura en Física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima participaron dicha competencia, en esta ocasión en la edición 2016, y volvieron a tener un excelente desempeño al competir contra universidades de España, Canadá, China, Estados Unidos y Japón.
Los jóvenes ganadores de la medalla de bronce en la University Physics Competition son alumnos del séptimo semestre de la Licenciatura en Física. El problema elegido consistió en desarrollar y evaluar un modelo que explicara por qué los dinosaurios crecieron tanto y los animales de hoy no crecieron igual, y por qué se quedaron en un límite, por lo que debieron indagar la tasa de crecimiento de los mamíferos desde la época de los dinosaurios hasta la era actual y ver qué factores influyeron en este dato.
Alfredo Aranda Fernández, coordinador general de Investigación Científica de la Universidad de Colima, invitó a los alumnos a participar desde que entraron a estudiar la carrera, toda vez que la UdeC es la única institución mexicana en haber obtenido medallas en esta competencia que inició en el año 2010.
En esta ocasión, dijo, no hubo participación alguna de instituciones latinoamericanas. En tanto, la Universidad de Colima participa desde el 2011 obteniendo medalla de bronce ese mismo año, plata y mención en 2012, dos menciones en 2013, plata en 2014, mención en 2015 y esta última de bronce en 2016.
Aranda Fernández precisó que esta experiencia muestra que los alumnos han adquirido herramientas: “El concurso es una manera de poner a prueba tanto los conocimientos como la forma de trabajar. El concurso les provee la oportunidad de hacer algo de manera intensiva, en equipo y en competición, características muchas veces difíciles de conjugar. Es muy valioso que aprendan que se puede competir y trabajar en equipo”, dijo.
Al abundar sobre los jóvenes señaló que los tres son muy diferentes dentro de sus habilidades en la Física y las Matemáticas; “esto, de alguna manera, junto con el esfuerzo por embonar, logró que fueran un equipo competitivo”. Por sí mismos quizá hubieran hecho un buen papel, pero no se compara con lo que lograron en equipo y este es un aprendizaje muy importante, sobre todo para el futuro de sus carreras científicas, afirmó.
Al respecto, cada uno de los estudiantes expresó cómo se siente y qué aprendió. Luis Ángel dijo que la Física computacional fue la materia que más emplearon y que necesitaron de Matemáticas muy sofisticadas para resolver el problema, herramientas que tienen en la Facultad de Ciencias.
A Diego le gustó el problema porque era una pregunta que muchos pudieron hacerse de niños. “Fue emocionante porque usamos nuestra formación para jugar”; para él, la medalla de bronce le da la certeza de que están listos para otro concurso y con muchas ganas de seguir.
A su vez, Martín abundó sobre el trabajo realizado durante 48 horas intensivas. Describió que hicieron un ensayo, “en el cual definimos la dinámica para abordar el problema y así aprovechar las 48 horas de tiempo límite para resolverlo”. Dijo que explicaron mediante ecuaciones la naturaleza y el crecimiento de los dinosaurios con datos extraídos de fósiles.
“Es interesantísimo que un descubrimiento que alguien hizo hace mucho tiempo, lo estamos usando para explicar por qué los dinosaurios crecieron tanto, y lo comparamos con los animales terrestres de hoy. ¿Cómo es esto posible? Fue lo que explicamos”, comentó.
La University Physics Competition es organizada por científicos de universidades reconocidas de Estados Unidos y Canadá e invita a competir a estudiantes no graduados en equipos de tres personas, desde sus universidades alrededor de todo el mundo, durante un fin de semana de noviembre –48 horas específicamente– de manera intensiva.
En este tiempo eligen un problema, definen cómo lo abordarán, analizan e investigan un escenario del mundo real por medio de los principios de la Física y entregan un documento formal en inglés, bien redactado y con su hipótesis.
“Los alumnos ganan una constancia, una entrevista y el reconocimiento de su institución y de las universidades competidoras, pero no hay premios monetarios”, explicó el Alfredo Aranda, pues se organiza por amor a la Física. “Es importante destacar que estamos compitiendo con gente de todo el mundo en un tema científico, y en la ciencia, el idioma es el inglés”, enfatizó, de ahí la importancia que los participantes sepan redactar en dicho idioma.

Deja un comentario