APLAUSO Y SILBIDO

Deportivo

Ricardo García Estrada

• Homenaje a Marco Ramos
• Pumas de CU con futuro
• Del emparrillado al tatami

La Hermandad Goya, A.C. continúa reconociendo a quienes destacaron en el engrandecimiento del futbol americano de México. En el marco de su segunda reunión del presente año, dicha agrupación homenajeó a Marco Ramos Maza (16), quarterback de los cóndores entre 1981 y 1985, año, este último de su nominación como capitán del equipo.
Esa fue la segunda exaltación para Marco en un mes, ya que el 4 de febrero los Ex Internos Politécnicos, A.C. (EIPAC), que preside Flavio Durón Martínez (ex jugador de las iguanas del Internado), le entregaron un reconocimiento así como a otras figuras del emparrillado.
Durante su convivencia con la Hermandad Goya, que encabeza Gonzalo doppy Dávila, Marco, quien es hijo de Julio prócoro Ramos (+), uno de los jugadores estelares de los pumas en el inolvidable Clásico de 1952 (y eminente traumatólogo), en la inauguración del Estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria, declaró:
“Su lugar (de la Hermandad Goya) en el estadio es una tribuna de respeto y para los jugadores son ustedes algo especial que nos une”.
Sobrino de Eugenio la chabela Ramos, jugador universitario de grato recuerdo, Marco Ramos fue campeón con los cóndores en 1983, 1984 y 1985, temporadas en las que se coronaron con marcas de 9-0, 8-0 y 9-0, respectivamente.
En una de sus actuaciones más sobresalientes, el ex compañero de Adolfo Jamal, safety; Jorge Goñi, linebacker; José Rico, receptor, Javier González Toussaint, corredor, Leopoldo Vázquez Mellado, linebacker (ex head coach de los pumas de CU) y Alejandro Carpinteyro, ala cerrada, entre otros cóndores de renombre, produjo 226 yardas por pases frente a las águilas blancas del IPN en 1984, a las que superaron por 37-15.
Al término de su elegibilidad en categoría mayor, Ramos Maza continuó activo al incursionar en la Liga Master sumándose a las filas del ClubPatriotas (bajo el mando de Eduardo waldy Obregón), con quienes ratificó sus cualidades futbolísticas que le valieron formar parte de la Selección Ideal, en 1990 y 1991.

Con hambre de triunfo

Los pumas de la UNAM CU debutaron con éxito en la recién iniciada temporada intermedia de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA), con un triunfo a domicilio, por 17-2 contra los potros salvajes de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).
Previo a ese compromiso, algunos de los pupilos de Gabriel Sánchez Acuña, se mostraron optimistas y externaron tener hambre de triunfo, como afirmó Sebastián Carranco, estudiante de la Preparatoria Ocho Miguel E. Schulz:
“Tendremos visitas complicadas, declaró Carranco, pero nos hemos preparado bastante bien y en lo único que pensamos es ir sumando victorias partido tras partido, y demostrar que estamos listos para ser campeones”.
A su vez, Rodrigo González, de la Facultad de Ingeniería, considera que “la preparación de los pumas ha sido la ideal. No hay duda de que vamos por el camino ideal. En el equipo todos sabemos la responsabilidad que tenemos, por lo que estamos concentrados en lo nuestro”.
Los felinos perdieron jugadores de gran valía al término de la campaña primaveral de 2016, pero existe la seguridad de que el coach Sánchez Acuña los sabrá guiar otra vez por la senda correcta y, de una vez por todas, conquistar el título.
Tras su reciente éxito en Toluca, los pumas de CU tendrán un receso y volverán a la actividad el 10 de este mes, en los dominios de los tetracampeones tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Una semana más tarde sostendrán su primer Clásico de intermedia frente a los burros blancos del IPN, en Zacatenco.

Competencia admirable

El grado de competencia de los jugadores de futbol americano es admirable. Destaco la garra, la entrega, el coraje y el gusto por hacerlo. Eso nos estaba faltando en el judo, expresó Hilario Ávila Mejía, entrenador de esta rama de las artes marciales en la UNAM en la recepción a los pumas de CU de categoría mayor, con quienes llevaron a cabo una práctica conjunta en fecha reciente, en el Ex Reposo de Atletas del Estadio de la Ciudad Universitaria.
Ávila, ganador del Premio Nacional del Deporte y del Premio Universitario del Deporte 2016, les enseñó a los visitantes algunas técnicas de caída antes de efectuarse una escaramuza entre los dos bandos.
Otto Becerril, head coach de los pumas, opinó a su vez que “aprender de otros deportes es muy valioso, además es bueno para la preparación cambiar la rutina en los entrenamientos y muy bueno para tener acercamiento con otros deportistas de la Universidad. El esfuerzo de derribar a un oponente, es algo parecido a lo que hacemos en futbol americano, aunque con técnicas distintas”.
El capitán 2017 de lospumas, Jesús Abraham Herrera Pérez (52), alumno de la Facultad de Derecho, se refirió así de esa práctica conjunta:
“Esto nos deja herramientas que debemos usar en la temporada. El estiramiento en el calentamiento es más intenso y lo que hicimos compensa la sesión de ejercicio físico. Es una gran oportunidad entrenar con personas completamente preparadas en otra disciplina y ver que puedes estar a su nivel. Ello son muy fuertes, ágiles y rápidos”.

Cantidad, sí; calidad no

En el pasado Congreso General Ordinario de la Conferencia Premier de futbol americano no se produjeron noticias sensacionales. Tampoco se presentaron solicitudes de ingreso de más equipos.
En cambio se ratificaron en esa asamblea dos bajas: la de los leones de la Universidad Anáhuac México Norte (UAMN), para darse de alta en la ONEFA, y la de los tigres blancos de la Universidad Madero de Puebla (UMAD).
La Premier no sólo perdió a los felinos de Naucalpan, Estado de México, sino también la posibilidad de contar en su temporada de este año con los hermanos de aquéllos, los que están establecidos en Querétaro.
Ho hay duda que todo ello es un deterioro para la Conferencia Premier, la que según algunos de sus directivos le haría mucha sombra a la ONEFA, la que lejos de marchitarse continúa expandiéndose.
Una muestra de ello es que en su temporada mayor de este año debutarán los leones negros de la Universidad de Guadalajara (UdeG), los ya citados felinos de la UAMN y los de Querétaro, así como el Club Tlahuicas de Cuernavaca, Morelos.
Lamentablemente en la Conferencia Premier sigue predominando más la cantidad y no la calidad. Al concluir la temporada mayor de 2016 se comprobó una vez más que existen únicamente dos equipos con alta capacidad competitiva: Aztecas de la UDLA y borregos del ITESM Monterrey.
Se creía el año pasado que los rebaños de México (antes CEM) y Toluca darían el estirón tan largamente esperado, por lo que se pensó que habrían de ser fuertes aspirantes a la corona del Grupo Independencia, pero la realidad fue otra.
Así las cosas, la temporada mayor 2017 de la ONEFA promete ser más atractiva en comparación con la del año anterior. En cambio, la Premier emprenderá un certamen en el que el principal atractivo para su pública será el cásico entre la UDLA y el ITESM Monterrey. No hay más.

En el olvido

Existen dirigentes deportivos que no olvidan a sus máximos exponentes que dejaron huella en pruebas individuales o colectivas. Sin embargo, en el futbol americano suele recordarse a la persona o al equipo del momento o del pasado reciente, sin echarle un lazo, como dicen por ahí, a los de años más atrás.
Por ejemplo, siempre será grato traer a la mente equipos de épocas que quedaron muy atrás, como el Club Deportivo Internacional (CDI), entre otros, que surgió hace 90 años (1927), así como el Centro Atlético Mexicano (CAM), primer club tricampeón (1930-1932).
Según algunos de los escasos libros sobre futbol americano en México, el CAM ganó su primer campeonato a costa del CDI, superándolo por 7-0, hicieron suyo el segundo apaleando por 26-0 al Deportivo Venustiano Carranza. Y en el tercero de la serie, los pupilos de Gonzalo Cordero empataron 0-0 con la Universidad para seguir reinando, por última vez.
Una de las sensaciones de 1933, fue la presencia en el Club Venustiano Carranza del mexicano José Zorrilla, quien estudió en Estados Unidos, específicamente en la Universidad de Cornell, y formó parte del equipo de esta institución con tan buenas notas que fue nombrado All American.

Un orgullo pertenecer a la UABC

El 28 de febrero cumplió la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) seis décadas de existencia, en tanto los cimarrones de esa casa de estudios están cumpliendo 10 años dentro del futbol americano, deporte de rápido crecimiento que lo convierten en uno de los más reconocidos en el noroeste del país.
Ricardo Licona, entrenador en jefe de categoría mayor, declaró con motivo de ese aniversario: “Es un orgullo para nosotros representar (en el futbol americano) a esta institución, de cuya Facultad de Contaduría y Administración soy egresado. Defender los colores de nuestra Alma Máter y buscando la cima, será siempre un orgullo.
“Hace 10 años empezamos con este proyecto y gracias al trabajo y apoyo de las autoridades de la Universidad, entrenadores y jugadores hemos ido fortaleciendo nuestro programa de futbol americano”.
El programa de futbol americano cimarrones de la UABC, busca que sus jugadores sigan la misión de esta casa de estudios, que es su formación integral, capacitación y actualización de profesionistas autónomos, críticos y propositivos.

Deja un comentario