Betsy DeVos critica a los profesores en la Conferencia Conservadora

Universidad en el mundo

ESTADOS UNIDOS

La secretaria de Educación de Estados Unidos, Betsy DeVos, dijo que los miembros de la Academia universitaria ominosamente dicen a los estudiantes lo que tienen que pensar, acorde con sus comentarios para un discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC).
En sus observaciones, la señora DeVos dijo que los estudiantes universitarios también son responsables de combatir el establecimiento –establishment– educativo. “Los académicos, desde adjuntos a directores, les dicen qué hacer, qué decir, y más amenazante, qué pensar. Dicen que si votaron por Donald Trump, ustedes son una amenaza para la comunidad universitaria”, dice en su comentario, “Pero la amenaza real es silenciar los Derechos de la Primera Enmienda de la gente, con quienes ustedes están en desacuerdo”… Añadió que el Departamento de Educación no debe controlar las decisiones de los estudiantes más allá de lo que ellos lo hacen, y dijo que ella desea que los estudiantes, los padres y las comunidades estén en el poder.
DeVos fue uno de los varios portavoces de la Administración Trump en el encuentro anual de la Conferencia. La secretaria de Educación preparó sus observaciones para la Conferencia, en National Harbor, Maryland. El Departamento de Educación envió este boletín el 23 de febrero 2017:
Texto de las Observaciones de la Secretaria de Educación Betsy DeVos: “¡Hola!. Gracias por su cálida bienvenida. Siempre me gusta la energía y entusiasmo de CPAC que nos reúne cada año.
Soy Betsy DeVos. Deben haber escuchado las maravillosas cosas que los principales medios de comunicación han dicho de mí recientemente. Sin embargo, estoy orgullosa de ser llamada madre, abuela, compañera de vida y quizá la primera persona que le dice a Bernie Sanders a la cara que no hay mejor cosa que un almuerzo gratuito.
Los medios se han divertido conmigo, O.K.
Mi trabajo no es ganar popularidad contendiendo con los medios o el establecimiento educativo aquí en Washington. Mi trabajo como secretaria de Educación es hacer que la Educación trabaje para los estudiantes.
Pero ahora, sabemos que el sistema está fallando a demasiados chicos. ¿Por qué? Porque los puntajes de nuestra nación se han abatido. Porque 1.3 millones de niños desertan de la escuela cada año. Porque la anterior Administración gastó siete billones de dólares en becas de mejoramiento escolar pensando que podrían demostrar que sólo el dinero podría resolver el problema. Sin embargo, su propio informe, publicado cuando ya salían por la puerta, mostró que tuvo impacto cero en los resultados y desempeño de los estudiantes.
Probaron su modelo y falló… miserablemente.
Esto no es una acusación a los profesores. Todos conocemos buenos profesores de las escuelas públicas. Mi mamá fue de esos. Buenos profesores hacen una diferencia real. Buenos profesores merecen ser honrados y compensados adecuadamente.
Pero el establecimiento educativo ha estado bloqueando la puerta a las reformas, arreglos y reformas para una generación. Este no es un tema de izquierda o derecha, es un tema norteamericano. Necesitamos educación para cada chico.
Déjenme preguntarles: ¿creen que los padres son capaces de elegir las mejores escuelas para sus hijos a pesar de su código postal o ingreso familiar?
(Sí) Yo también. Y también el presidente Trump.
Tenemos una ventana de oportunidad única para hacer que la elección escolar sea una realidad para millones de familias. El presidente y yo creemos que proporcionar una oportunidad igual para la calidad educativa es un imperativo que los estudiantes merecen.
Ahora permítanme preguntarles ¿cuántos de ustedes son universitarios? La lucha contra el establecimiento educativo se extiende a ustedes también. Los profesores, desde los adjuntos a los directores les dicen qué hacer, qué decir y más ominoso, qué pensar. Les dicen que si votaron por Donald Trump, son una amenaza para la comunidad universitaria. Pero callan los Derechos de la Primera Enmienda de las personas con quienes no están de acuerdo.
Como secretaria, no pienso que el Departamento de Educación en Washington debería tener mayor poder sobre las decisiones que ustedes tienen. Tomé este trabajo porque deseo regresar el poder a la Educación a donde pertenece: con padres, comunidades y estados.
Podemos hacerlo, pero sólo con su ayuda.
Defensores del statu quo quieren detenerlo para proteger sus especiales intereses y su trabajo. Entonces necesitamos de ustedes, para involucrarse, estar fuertes y nunca parar de luchar por lo que creemos. Necesitamos que llamen, escriban, manden correos, tweets, a cada político que piense que el statu quo está bien y lo que saben mejor que ustedes cuando se trata de la educación.
Juntos, podemos hacer otra vez grande a la educación. La siguiente generación no merece menos. Les doy gracias y espero luchar junto a ustedes”.
(Tomado de UWN –Fernanda Zamudio-Suaréz– y Departament of Education USA, febrero de 2017).

Deja un comentario