Realidad virtual: ¿una nueva dimensión en el aprendizaje?

Universidad en el mundo

REINO UNIDO

¿Ayudará a los estudiantes en el campus y en línea a aprender más, y más barato?

(Primera parte)

Estoy en una sala de conferencias escuchando una animación del astrofísico norteamericano Neil deGrasse Tyson, explicando la historia de la Ciencia. Precisamente al empezar a hablar sobre las creencias medievales en los demonios, un diablo rojo apareció de ninguna parte. Se precipita en mi cara mostrando sus dientes, haciéndome retroceder.
Cuando Tyson pasa a Galileo y el método experimental, aparece en el aire un modelo de la inclinada Torre de Pisa, de la cual caen las dos famosas pelotas de diferentes masas con exactamente las mismas aceleraciones.
Esta sala de clases, por supuesto no es real. Estoy usando un visor de realidad virtual, experimentando los espacios virtuales creados por Immersive VR Education, una compañía situada en Waterford, la más vieja ciudad de la República de Irlanda, en un parque empresarial no-descriptivo. Los trucos de prestidigitación de Tyson son sólo una probada del potencial de realidad virtual (RV) para cambiar la forma en que los estudiantes aprenden, de acuerdo con Dave Whelan, que dejó su negocio de diseño web para fundar la compañía en 2014, después de ponerse ese equipo por primera vez, (“tan pronto como lo puse ante mis ojos, supe que quería trabajar en realidad virtual”, dijo.)
Whelan prevé un mundo en donde los estudiantes de aeronáutica ensamblen máquinas jet en RV, los ingenieros construyan puentes alrededor de ellos utilizando una especie de Meccano virtual y los profesores de Química den sus clases dentro de modelos de moléculas. “¿Porqué enseñar en un salón de clases?”, se pregunta. “Si está enseñando Biología marina, enséñela en el lecho del mar y tenga una ballena nadando en el centro de la clase. Es mucho más atractivo”.
Whelan es una de muchas personas experimentando con el potencial educativo de la RV ahora que la tecnología es ampliamente accesible. La alta calidad de los visores que pueden suavemente seguir los movimientos de la cabeza llegó al mercado de consumo el año pasado. Usted se debatiría al confundir los mundos alternativos que invocan la vida real, pero los desarrolladores están listos para crear ambientes impresionantemente detallados que se ven tan buenos como los actuales juegos de computadoras.

El mercado

Los visores no son baratos, 433 dólares cada uno, y requieren una poderosa computadora o un PlayStation 4, para funcionar (Sistemas más asequibles que no rastrean el movimiento de forma integral como los teléfonos inteligentes que se introducen en gafas relativamente simples). Pero a pesar del costo de equipar los salones de clases y salas de conferencias, se prevé que la educación se convierta en una parte considerable del mercado emergente de RV.
Un informe de Goldman Sachs emitido a principios del año pasado predijo que podría ser de 700 millones de dólares, 15 millones de usuarios en escuelas y universidades para 2025. Y Facebook que compró Oculus, fabricante de esos equipos por 2 millones de dólares en 2014, prometió 10 millones de dólares para ayudar a desarrollar experiencias educativas de RV.
Immersive VR Education es parte de este empuje para extender los beneficios de realidad virtual (que hasta ahora se ha orientado hacia el juego) en la educación. La aplicación que alojó la conferencia de Tyson se llama Engage, que en esencia es un espacio personalizable en el cual los académicos pueden subir modelos 3D para que los estudiantes puedan inspeccionarlos desde cada ángulo (Whelan estaba citado para demostrar el sistema para la Universidad de Oxford la semana posterior a mi encuentro). En una demostración yo ensamblé un esqueleto humano con uno de los colegas de Whelan. Aunque su socio controla su demostración desde el otro salón, podemos pasarnos los huesos uno al otro antes de ponerlos juntos. Usando el control, yo puedo levantar y examinar el hueso plano que se asienta debajo del hombro, girándolo y luego encajándolo en su lugar.
Incluso tres semanas más tarde, la memoria de su forma es viva (aunque he olvidado lo que se llama). Estos espacios virtuales “se sienten como lugares reales, y están haciendo recuerdos reales”, dice Whelan.
Es bastante fácil para un estudiante de Medicina examinar un esqueleto humano sin realidad virtual, por supuesto. Pero Whelan dice que el siguiente escenario del proyecto es crear un más detallado modelo de la anatomía humana que pueda ser desmontado y reconstruido en la realidad virtual. “Eso va a ser útil para todos los institutos médicos”, dice, añadiendo que la Medicina es la cabeza de playa para el uso de la RV en las universidades.
A principios de este año, la Universidad Case Western, en Cleveland, Ohio, emitió un video mostrando cómo está utilizando los equipos Hololens de Microsoft para enseñar a los estudiantes de Medicina. A diferencia de los auriculares que Whelan utiliza, el Hololens permite a los usuarios ver el entorno a su alrededor, ya que proyecta imágenes en un visor para crear objetos 3D que aparecen, como un holograma, en la habitación a su alrededor (esto es conocido como realidad aumentada o mezclada). A 3 mil dólares, el Hololens es particularmente caro, pero no está dirigido a los consumidores.
En el video, estudiantes portando los visores son mostrados inspeccionando un modelo de cuerpo humano desde todo ángulo. En un punto hasta se unen incluso por la cabeza flotante de su conferenciante (físicamente localizado en otra ciudad) quien explica las conexiones en el cerebro. El aprendizaje es tan rápido que “los estudiantes han comentado que en una sesión de 15 minutos con Hololens les puede haber ahorrado docenas de horas en el anfiteatro”, dice Pamela Davis, directora de la Escuela de Medicina de la Universidad Case Western.
Todos estos modelos complejos, son de partes del cuerpo humano, compuestos químicos del sistema solar, tienen que ser creados por alguien antes de que puedan ser usados en un salón de clases de RV. Pero Whelan dice que ya hay miles de modelos educativos 3D en existencia y los académicos podrían solicitar aquellos que aún no existen de creadores de modelos, que podrían cobrar por su trabajo.
La RV no tiene que imitar la clase de Física, como descubrí en otras simulaciones de Immersive VR Education. En éstas se para en un muelle y, después de decir cómo calcular el vuelo de una bala de cañón a través del aire, hace algunas sumas en una pizarra virtual para trabajar en cómo dar el ángulo a un cañón para impactar a un acorazado fuera de la costa. Esto no es nada que los estudiantes no puedan hacer en una pantalla de computadora, pero jugar con balística en VR se siente mucho más absorbente.
Hay también aplicaciones menos de RV fuera de las ciencias físicas, como en el Derecho. La Universidad de Westminster ha construido un espacio virtual para estudiantes de Criminología, en el cual buscan pistas para construir un caso de asesinato. En lugar de simplemente leer las declaraciones de los testigos, pueden caminar alrededor de un edificio y juzgar si alguien vio el crimen, explica Markos Mentzelopoulos, profesor en ciencias computacionales en Westminster.


La promesa de este tipo de educación VR interactiva, de acuerdo con partidarios como Whelan, es que los estudiantes recuerdan mucho más de lo que hacen en tales lecciones, comparada con lo que leen, escuchan o ven en una tradicional representación educativa. Basan su afirmación en una teoría educativa llamada el cono del aprendizaje, inventada por Edgar Dale, educador norteamericano en los 1960´s que clasifica tipos de aprendizaje por la cantidad de retención de información que llevan.
Pero esta sencilla jerarquía de experiencias –de acuerdo con la cual los estudiantes se supone que retienen el 10 por ciento de lo que leen, pero el 90 por ciento de lo que dicen o hacen– ha sido “ampliamente criticada como una sobresimplificación del complejo proceso de aprendizaje”, argumenta Neil Morris quien ha trabajado sobre ambientes de aprendizaje virtual como director de aprendizaje digital en la Universidad de Leeds.
Sin embargo, hay buena evidencia investigada de que los estudiantes recuerdan y aprenden mejor cuando sus experiencias son activas, dice Morris, y piensa que es “muy probable” que la RV juegue un creciente papel, en particular en los cursos en línea.

Moocs de calidad

Esta es otras de las grandes esperanzas para la educación en realidad virtual: que finalmente cumplirá la promesa de cursos masivos en línea con alta calidad, participación masiva en aprendizaje en línea, superando los problemas de bajas tasas de aceptación y terminación entre aquellos que aún no están bien educados.
Chris Chin, quien trabaja en experiencias de RV para el visor HTC Vive dijo a los delegados en una reciente conferencia RV en Londres, que la tecnología tendrá un impacto “transformador” sobre la educación. Al momento, arguyó, el problema con los Moocs es “que no se tiene ese sentido de presencia; no se tiene ese nivel de interacción con los compañeros estudiantes o los profesores, cuando estás frente a una pantalla, en el espacio virtual, sin embargo, los estudiantes pueden ser involucrados como si estuvieran en un salón de clases. “Con RV podemos crear una clase bastante realista, en donde se siente que se es parte”, agrega Whelan.

Deja un comentario