En la UAM se aprobó la creación de la Licenciatura en Psicología Biomédica

Noticias

En su sesión 412, el Colegio Académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) aprobó la creación de la Licenciatura en Psicología Biomédica, la cual será impartida en la Unidad Lerma, en respuesta a la necesidad de desarrollar herramientas adecuadas para el diagnóstico preciso de trastornos mentales y enfermedades neurodegenerativas, endocrinológicas, inmunológicas y metabólicas, así como el debido tratamiento, con el propósito de elevar la calidad de vida de dichos pacientes.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los padecimientos neuropsiquiátricos y las enfermedades neurológicas son una de las principales causas de discapacidad en el mundo, ya que para 2020 los problemas del sistema nervioso, la demencia y los padecimientos neurodegenerativos aumentarán en casi 15 por ciento, lo que significará una carga económica y social para los países, cita el documento que explica la pertinencia social de este nuevo programa de estudios.
En este contexto, actualmente en México alrededor de 600 mil personas podrían presentar algún tipo de demencia, en tanto que proyecciones recientes estiman que esa cifra podría duplicarse en 15 años en los países de bajo y mediano ingreso.
Además, la Secretaría de Salud ha señalado que por lo menos una quinta parte de la población en el curso de su vida padece depresión, esquizofrenia, epilepsia o adicciones, entre otros trastornos mentales y ha reconocido que la demanda de los servicios relacionados con la salud mental constituirá una de las principales presiones para el sistema.
Así, mientras las naciones de altos ingresos económicos cuentan con un promedio de 6.6 psiquiatras y 2.7 psicólogos, aquellas de ingreso medio-alto, donde se encuentra clasificado el país, cuentan con un promedio de apenas 1.2 psiquiatras y 1.4 psicólogos por cada 100 mil habitantes.
Y es que la OMS ha identificado la falta de profesionales formados en la comprensión y el tratamiento de trastornos neuropsiquiátricos, como uno de los impedimentos para proporcionar servicios de salud mental adecuados en países de ingresos económicos medios-bajos.
Por ello, la propuesta de una oferta educativa en las áreas de la Psicología y la Biomedicina en la Unidad Lerma de la UAM obedece a la creciente necesidad de contar con profesionales dedicados a la salud mental y de la conducta, formados con un perfil clínico-biomédico basado en una sólida capacitación científica y en el manejo adecuado de herramientas diagnósticas, terapéuticas y de investigación no invasivas.
Al respecto, Rina María González Cervantes, directora de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de esa sede de la UAM, explicó que la Psicología Biomédica integra las ciencias de la conducta, las biomédicas y las cognitivas. Con una perspectiva teórico-metodológica interdisciplinaria busca comprender, explicar y determinar patrones de la conducta humana desde los aspectos moleculares, fisiológicos y sistémicos del individuo y su relación con el socio-ecosistema, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas y las comunidades.
El propósito de muchas de sus subdisciplinas es definir y comprender los mecanismos celulares, fisiológicos y moleculares, así como principios evolutivos que regulan las funciones superiores del cerebro conocidos como procesos mentales.
Así las cosas, la formación del alumno estará regida por el paradigma integral de las neurociencias, conceptualizando el cuerpo y la mente como una entidad indivisible en la que las funciones mentales y sus correlatos residen en el sistema nervioso, en particular en el cerebro.
En consecuencia se sugiere que estas funciones y conductas pueden estudiarse de manera integral analizando los procesos controladores –neurofisiología–, el desarrollo, la función y la evolución de la conducta mediante los métodos, los conceptos y las teorías de las ciencias biomédicas.
Como resultado de este perfil académico se espera que el psicólogo biomédico egresado de la Unidad Lerma de la UAM se ubique en una posición de privilegio en el mercado laboral nacional, coadyuvando a la atención de la demanda del cuidado de la salud mental.
En tanto, Emilio Sordo Zabay, rector de la Unidad Lerma, hizo un reconocimiento al trabajo y el compromiso de los académicos de la División para alcanzar la aprobación de la Licenciatura.
El programa lleva más de dos años revisándose porque “no nos podemos permitir como institución, el lanzarnos a aventuras de innovación que no estén sólidamente sustentadas por una planta académica de primerísimo nivel”, subrayó.
Finalmente, Salvador Vega y León, rector general de la Casa Abierta al Tiempo, se sumó a las felicitaciones por la nueva licenciatura, la número 79 que ofrece la UAM y anunció que ésta iniciará sus actividades en el trimestre 17-O.

Deja un comentario