La Marcha por la Ciencia planta cara

Universidad en el mundo

ESTADOS UNIDOS

Miles de manifestantes –su ánimo inalterable a pesar de las lluvias torrenciales– protestaron contra las políticas anticiencia del presidente estadounidense Donald Trump y del Congreso, la semana pasada.
El sábado 22 de abril, decenas de miles de manifestantes desafiaron a la lluvia helada para marchar en Washington D.C. a la vez que otros protestantes celebraban eventos de la Marcha por la Ciencia en otras partes de Estados Unidos y por todo el mundo.
La manifestación, a la que asistieron importantes científicos y defensores de la ciencia, se celebró en oposición a las políticas anticiencia del Congreso y la Administración Trump, que ha propuesto recortes severos para la Agencia de Protección Ambiental y un parón virtual en la investigación climática de Estados Unidos.
Michael Mann, director del Earth System Science Center en la Universidad Estatal de Penn, resumió el propósito de la marcha: “asegurar que las políticas estén informadas por una evaluación objetiva de la evidencia científica”.
Caroline Weinberg, cofundadora de la Marcha por la Ciencia de Estados Unidos, apuntó que: “La ciencia alarga nuestra vida, protege nuestro planeta, pone comida en nuestra mesa [y] contribuye a la economía… Los legisladores amenazan nuestro presente y nuestro futuro al ignorar la evidencia científica”.
La Marcha se localizó al lado norte del Monumento a Washington, al sur de la Constitution Avenue, con el escenario enfrentando la Casa Blanca.

(Tomado de Mongabay –Sharon Guynup–, abril de 2017).

Deja un comentario