Se descentraliza el apoyo a estudiantes internacionales *

Universidad en el mundo

RUSIA

Actualmente las universidades no necesitan ser convencidas de que sus servicios de apoyo estudiantil deben abastecer a los estudiantes internacionales tanto como a los locales, sin embargo, el sistema de apoyo depende de factores tanto externos como internos. Mucho está diseñado por el contexto: reglamentos nacionales, el idioma predominante en el país, las cambiantes demandas del mercado de trabajo, pero también, como justamente importante, la estrategia de desarrollo de la universidad.
La barrera del lenguaje es el principal obstáculo para acceder al sistema de apoyo estudiantil. El segundo obstáculo es la carencia de una interfaz flexible para cada servicio universitario, que tome en cuenta la diversidad del cuerpo estudiantil.
El tales circunstancias y cuando el número de estudiantes internacionales es relativamente pequeño, a menudo es más fácil y más efectivo empezar con un acercamiento centralizado, que permita a las instituciones asegurar adecuado y oportuno apoyo de predecible calidad a los estudiantes entrantes.
Sin embargo, a pesar de la impresión de que con eso un estudiante puede resolver todos los asuntos que tienen en un lugar, es un cuasi-servicio, porque la oficina central no es un proveedor de servicios universitarios, sino un mediador entre los estudiantes y las unidades pertinentes. Consecuentemente, se vuelve un cuello de botella que hace lentos los procesos cuando el número de estudiantes crece.
Además, un seguimiento aparte del apoyo para los estudiantes internacionales crea una burbuja aislada, dando pocas posibilidades para las experiencias interculturales y, entonces, aumenta el riesgo de crear una universidad dividida.

Descentralizar el apoyo

En todo el mundo la idea de descentralizar el apoyo para los estudiantes internacionales ha ido ganando popularidad en los años recientes. Usualmente está basado en la asunción de que cada Facultad o escuela puede manejarse mejor con su audiencia objetivo, tanto en educación como en su administración. Hay lados positivos definidos para descentralizar: eso permite a las universidades absorber grandes números de estudiantes internacionales y envolverlos en el ambiente.
Una de las grandes ventajas de un sistema descentralizado es que proporciona un lugar para múltiples soluciones y cada Facultad puede elegir las que trabajan mejor. Sin embargo, hay una desventaja: no hay un estándar único para apoyar a los estudiantes internacionales entre la universidad y se vuelve un tema sensible para los que toman cursos en distintos Departamentos.
Dado este hecho, es crucial mantener un delicado balance entre proporcionar adecuado apoyo para los ingresos internacionales en cualquier momento y beneficiarse de la descentralización de los servicios universitarios.

Diseñar la red de apoyo: un acercamiento integrado

Tradicionalmente, una ley de la era soviética fue que en Rusia todas las universidades tenían un sistema de apoyo centralizado, porque la mayoría de los estudiantes que iban a tomar los programas rusos de enseñanza tomarían un año de preparación primero para que fueran suficientemente fluidos en el idioma para recibir educación en él.
La Escuela Superior de Economía, o HSE, estaba en semejante situación hasta hace poco: la mayoría de los estudiantes internacionales iba de los países de la Comunidad de Estados Independientes y tenían bastante buen dominio del ruso, y sólo un pequeño número de estudiantes venían a tomar cursos en inglés.
Cuando aumentó el número de estudiantes internacionales en la Escuela Superior de Economía que no hablaban ruso, en 2013, y los mecanismos existentes no podían batallar con eso, el apoyo fue transferido a una nueva Oficina de Internacionalización.
Cuando se trató de escoger entre un modelo centralizado o descentralizado, la Oficina de Internacionalización optó por un acercamiento integrado: como oficina central, se enfoca en desarrollar servicios de apoyo a los estudiantes internacionales, en la defensa interna para su integración y en diseñar estándares de apoyo y en compartirlos a través de capacitación. La provisión directa de apoyo se lleva a cabo por oficinas de primera línea.
Este modelo integrado rápidamente probó efectividad gracias a tres atributos: construir un confiable frente y oficina gerencial, creando una comunidad profesional y tomando un enfoque deliberado para el desarrollo. Primero, la oficina de primera línea dirige tareas de rutina que pueden formalizarse en una guía y procedimientos estandarizados. La oficina de apoyo a los estudiantes internacionales juega el papel de oficina gerencial para la solución de problemas de casos no estándar, la búsqueda de soluciones y el desarrollo de directrices. También comparte buenas prácticas con los administradores vía reuniones frecuentes y talleres que proporcionan apoyo directamente a los estudiantes.
La oficina HSE es el punto de contacto inicial para el intercambio de estudiantes; los distribuye entre los administradores, actualiza el sitio web para los estudiantes, organiza las sesiones de orientación y trabaja con las organizaciones estudiantiles.
El principal reto era crear un sistema integrado de apoyo estudiantil y encontrar a los asociados correctos y gracias a las transformaciones institucionales que la Escuela Superior de Economía estaba experimentando, La Oficina de Internacionalización tuvo la suerte de encontrar colegas afines en el sistema de apoyo a los programas educativos. En lugar de las anteriores oficinas de Facultad cada programa consiguió un administrador y la universidad hizo del dominio del inglés uno de los requisitos para la contratación.
Segundo, la Oficina de Internacionalización trabaja deliberadamente para crear una comunidad autónoma entre aquellas que proporciona apoyo a los estudiantes internacionales.
Una de las tareas claves de la oficina central es crear oportunidades y mecanismos para la interacción profesional, permitiendo a los administradores sincronizar el conocimiento en términos de los conceptos usados, cómo se organizan los procesos y lo que son los plazos. Esto permite al sistema de apoyo comparte conocimientos no solo entre el centro y los administradores sino también dentro de la comunidad, lo cual crea efectos sinérgicos.
Tercero, la Oficina de Internacionalización actúa como un grupo crítico, asegurando los planes para el desarrollo de los servicios de apoyo para que los estudiantes internacionales estén en línea con la estrategia universitaria. En tiempos en que las cosas cambian rápido y las universidades están respondiendo haciendo las necesarias modificaciones en sus prioridades y sus planes estratégicos, el papel de la oficina central es para activar y asegurar rápidamente que el apoyo a los estudiantes concuerda con las necesidades actuales y se anticipa a las futuras.

Lugar para mejorías

El éxito del modelo todavía deja lugar a mejorías, especialmente respecto al tema de la defensa interna de las necesidades de los estudiantes internacionales. Idealmente, cada uno de los involucrados en la provisión de servicios estudiantiles debería tomar en cuenta la diversidad (lingüística, cultural, etc.) en todas las acciones cotidianas. No obstante, en lugar de considerar el modelo integrado como una fase preparatoria y un hito hacia un enfoque descentralizado, la Oficina de Internacionalización lo trata como una solución sostenible. Eso permite adaptar el contexto externo rápidamente cambiante, para analizar los retos y encontrar los medios de responder a ello, al mismo tiempo como corriente principal de internacionalización en la universidad.
La Oficina de Internacionalización toma la misión de construir una comunidad profesional involucrado en los servicios de apoyo a los estudiantes internacionales y el desarrollo de una estrategia que se alinea con las necesidades de la universidad.
* Yulia Grinkevich es directora de Internacionalización en la National Research University Higher School of Economics, Federación Rusa. María Shabanova es delegada de la Academic Integration Centre en la Oficina de Internacionalización, National Research University Higher School of Economics,Federación Rusa. Este artículo primero se publicó en la actual edición de Educación Superior en Rusia.
(Tomado de University World News 464 –Yulia Grinkevich y Maria Shabanova–, junio de 2017).

Deja un comentario