APLAUSO Y SILBIDO

Deportivo

• Urge una restructuración: Rocha
• A buscar apoyo de Carlos Slim
• Años 50 y 60, entre los mejores

Por Ricardo García Estrada

José Luis Rocha Hernández, jugador de los de los pumas (1965-1969) y águilas reales de la UNAM (1970), dio sus puntos de vista sobre el nonagésimo aniversario de la práctica del futbol americano en la máxima casa de estudios, acontecimiento que se conmemorará oficialmente en fecha próxima.
Discípulo de algunos de los coaches más exitosos de la institución, entre otros Delmiro turco Bernal, Roberto tapatío Méndez, Manuel Neri e Hilario Canseco, Rocha disfrutó como jugador una de las épocas más significativas del deporte de las tackleadas, en la que registraban llenos impresionantes los estadios sedes, el de la Ciudad de los Deportes y de la Ciudad Universitaria.
Arquitecto de profesión, José Luis opinó que en estas nueve décadas el futbol americano ha contribuido a formar el carácter de un sinfín de jugadores que lo han practicado y seguirán haciéndolo las próximas generaciones.
“No olvidemos, precisó, que el futbol americano en la UNAM vivió magníficos momentos con el coach Méndez, antes de las exitosas etapas emprendidas por Manuel Neri y Diego García Miravete”.
Sin embargo, para el también ex subdirector de este deporte en la Universidad Nacional (años 90) “los equipos de la institución requieren actualmente una restructuración a fondo, al igual que los del IPN por ser ambas instituciones sólidos pilares de esta disciplina en México que desafortunadamente están en segundo plano”.
Destacó la elevada competitividad de los pumas en temporadas pasadas, en las que se enfrentaban a menudo a escuadras de universidades estadunidenses de prestigio.
“Para que los jugadores sobresalgan igual o mejor en el presente, como quienes lo hicieron en los años 50 y 60, es necesario llevar a cabo varias modificaciones con la intervención de personas con probados conocimientos administrativos y técnicos, y que cuenten con el respaldo de la institución, pero principalmente de la mano derecha del señor rector”.
Rocha considera necesario no dejar de lado tenerlas magníficas relaciones con personas de pantalón largo, como las del tapatío Méndez con funcionarios gubernamentales que simpatizaban con el futbol americano de la UNAM.
“Por ejemplo con Gustavo pato Patiño, quarterback de los pumas en los años 50 quien tiempo después ocupó la subsecretaría de Comunicaciones y Transportes, y un cargo de relevancia en Turismo”. “Julio prócoro Ramos, ala en la época de Patiño, fue un connotado médico de nuestro equipo y director general del hospital de Lomas Verdes del IMSS, es otro ejemplo, entre varios, de quienes estuvieron cerca de los pumas después de finalizada su etapa de jugadores”.

¿Apoyaría Slim?

Rocha Hernández expuso que el futbol americano de la UNAM requiere de la cooperación de personas exitosas que contribuyan a elevar su nivel.
Ejemplificó José Luis la existencia de empresas privadas de conocido rango económico, como las del señor Carlos Slim que tal vez puedan tender la mano a este deporte estudiantil por excelencia. “Debemos voltear hacia esas personas y lo menciono a él por ser el mexicano más importante a nivel empresarial. Creo que tal vez podría apoyar un programa bien elaborado, en aras de mejorar el deporte del que estamos hablando”.

Qué épocas pasadas

Para José Luis Rocha, el futbol americano de la UNAM ha tenido en 90 años etapas inolvidables, entre otras las correspondientes a las temporadas de los años 50 y 60, así como la de los cóndores (años 70 a 90).
“En aquellos tiempos, los pumas y los equipos del IPN sostenían cada año cinco juegos internacionales, por lo menos, contra magníficos equipos de universidades estadunidenses, además de que conocíamos con anticipación los nombres de nuestros rivales norteamericanos de las siguientes dos campañas.
“Por lo tanto, sería fantástico que los jóvenes de ahora se enfrentaran a equipos como Louisiana State, Colorado, San Diego, etcétera, que los obligaría a superarse, lo mismo a sus coaches”.
Rocha Hernández no olvida cuando entrenadores de Oklahoma (con Bud Wilkinson al frente), y de otras universidades de Estados Unidos, venían transmitir sus conocimientos a la UNAM para que los coaches de esta institución ampliaran sus conocimientos, reflejándose sus progresos en el óptimo nivel futbolístico de sus jugadores y equipos.
“Sería importante tener otra vez aquí estrategas profesionales, que dediquen ocho horas o más diarias, como mínimo, para prepararse. A leer libros de estrategias, etcétera. Todo eso se ha perdido, pero es necesario recuperarlo”.
Su trayectoria

José Luis inició su andar en los emparrillados con los canarios de la Preparatoria de categoría juvenil, en 1960, y al año siguiente ascendió a intermedia con la idea de ser miembro de los leopardos de Arquitectura.
“Sin embargo, recuerda, por una equivocación lo hice con Ciencias Químicas-Veterinaria, que dirigía el coach Delmiro Bernal, hombre de grata presencia, cuyo trato amable con los jugadores era una de sus características”.
“Era un entrenador muy técnico y de alta calidad moral. Además de enseñarnos futbol americano, se preocupaba por nuestro aprovechamiento escolar y la relación con la familia”.
Rocha se unió a los pumas en 1964 y una año después “siendo novato le arrebaté el puesto a Alfredo araña González, pero me lesioné una rodilla en el duelo contra la Universidad de Nuevo México, desgracia que me impidió seguir jugando, pero no me contó esa temporada”.
José Luis sobresalió como halfback y cornecback. Por ejemplo en el primer juego contra el Poli Guinda de 1966 él y Carlos Navas (+) tuvieron una gran actuación alfrenar el ataque aéreo de los búhos, encargándose José Luis de interceptarle tres veces a Ramón González, quarterback de Santo Tomás, en el triunfo auriazul por 21-6 en el Estadio de la Ciudad de los Deportes.
Ese año de 1966, el de la resurrección de los felinos, éstos se coronaron por primera vez desde 1961 con base a sus éxitos frente al Poli Guinda al que superaron por 26-0 en un segundo duelo; tigres de la UANL, 14-0 y 42-6; cheyennes del Poli Blanco, 10-0 y 14-7 y toros salvajes de Chapingo, 24-12 y 20-6.
Sus únicas derrotas de ese año las experimentaron ante los búfalos de la Universidad de Colorado, 5-35, y Cal Western College, 2-21.
En 1967 Rocha repitió otra estupenda actuación frente al Poli Guinda, al que los pumas (conducidos por Manuel Neri desde 1965) derrotaron por 52-0, en el atiborrado coso de Insurgentes.
En 1968 se suspendió la temporada aquí en México a raíz del Movimiento Estudiantil, motivo por el que no les contó el año a los jugadores, lo mismo en 1969 al quedar marginados del primer torneo de la Liga Nacional Colegial, ante la negativa de la UNAM de participar con tres equipos.
En 1970 sí compitióesa tercia poniendo fin José Luis Rocha Hernández a su elegibilidad, en calidad de jugador-fundador de las águilas reales.
Durante su paso por la Subdirección de Futbol Americano de la UNAM, Rocha planeó imponer los nombres de los coaches Delmiro Bernal, Alfonso desalmado García, Manuel Neri y Mario araña Revuelta (los cuatro grandes asistentes del Tapatío Méndez), a los diferentes campos de futbol americano que existen en la Ciudad Universitaria.
Se trataba indudablemente de una magnífica propuesta de José Luis, lo cual no fue posible al ser relevado inesperadamente de su cargo.
Sólo el Campo Dos lleva el nombre de Manuel Neri, en tanto el antiguo estadio de prácticas es identificado como el Roberto tapatío Méndez.
Al no haber sido tomados en cuenta con ese fin los demás ex asistentes de lujo del zorro de Jiquilpan, Roberto Méndez, valdría la pena gritar, como en los estadios: ¡Justicia a Bernal! ¡Justicia a García! ¡Justicia a Revuelta!

Cuenta regresiva

Con la realización de juegos de pretemporada comenzó la cuenta regresiva de la campaña 2017 de la Conferencia Premier de Futbol Americano de Categoría Mayor, dependiente de la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip).
Las hostilidades empezarán el primer fin de semana de septiembre, con la disputa de varios juegos entre equipos de esa liga y la ONEFA, según la siguiente programación:
Septiembre 1: • Linces de la UVM Lomas Verdes Vs. Borregos salvajes del ITESM Guadalajara.EstadioJosé Ortega Martínez (17:00) • ITESM México (antes CEM) Vs. Burros blancos del IPN. EstadioCorral de Plástico (18:00).
Septiembre 2: • Águilas blancas del IPN Vs. ITESM Puebla. Estadio Wilfrido Massieu (10:00) • Leones de la UAMN Vs. ITESM Querétaro. Estadio La Cueva del León (12.00) • Aztecas de la UDLA Vs. Pumas de la UNAM CU. Estadio El Templo del Dolor (13.00) • Águilas de la UACH Vs. ITESM Toluca. Estadio Olímpico Universitario (17:00) • Humboldt StateUniversity Vs. Selección CETYS. Estadio Redwood Bowl, en Arcata, California (20:00).

Sede inamovible

Hace unos días se confirmó en Tijuana, Baja California, al Estadio Margarita Astiazarán de Fimbres como sede del Tazón de Estrellas 2017 de la Conadeip, programado para el 16 de diciembre próximo.
Como se sabe, dicho tazón lo escenificarán las selecciones de la Conferencia Premier y su similar estadunidense de la División III de la NCAA, organismo que rige al deporte estudiantil de esa nación.
Con ese motivo, el rector del Sistema CETYS Universidad, Fernando León García, manifestó: “Esto es el resultado de un esfuerzo grupal en pro de eventos deportivos relevantes. Además, nos permite extender los lazos entre ambos países y dar un verdadero ejemplo de colaboración binacional”.
Será segundo año consecutivo que Baja California organice el Tazón de Estrellas, ya que en 2016 se llevó a cabo en la capital Mexicali.
Por otra parte, la Conadeip ratificó la segunda disputa del Tazón de Campeones Conadeip-ONEFA, al término de la temporada de una y otra liga. Las acciones se desarrollarán en el feudo del equipo que resulte monarca del Grupo Independencia de la liga de instituciones particulares.

Deja un comentario