APLAUSO Y SILBIDO

Deportivo

• Arturo Alonso en la Premier
• Disponible para coachear
• Dio dos títulos a Acatlán

Por Ricardo García Estrada

Arturo Alonso Escobar, ex jugador de los cóndores y ex coach de este equipo, así como de los osos de Acatlán y pumas de la UNAM CU, asistió a una reunión de la Conferencia Premier de Categoría Mayor, lo que hizo suponer a varios de los ahí presentes que sería presentado como entrenador de uno de los equipos que participan en esa liga.
Lo anterior se produjo en un conocido centro social de Polanco, donde los dirigentes de la Conferencia Premier y de la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip) anunciaron el comienzo de su campaña 2017.
La incógnita acerca de su asistencia a ese evento, en compañía de su hijo Francisco Javier, ex quarterback de los pumas de CU, la despejó el propio ex fullback de los cóndores:
“La posibilidad de volver a entrenar siempre existe y en mi caso sigo abierto para hacer lo que más me gusta en la vida, de preferencia en mi institución (la UNAM) que me vio nacer y me cobijó (como jugador y después en calidad de coach), y me dio un título universitario.
“Continúo estando disponible para enseñar futbol americano. El deporte es y ha sido mi vida y seguiré en él. Actualmente estoy al frente de Fomento Deportivo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado”.
Explicó Alonso que “mi presencia en esta reunión obedece a que me hicieron el favor de invitarme. Pero, insisto, me mantengo abierto tanto para la Conadeip como para la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA)”.
En cuanto a los 90 años que está cumpliendo la práctica del futbol americano de la UNAM, Arturo, personaje que siempre es noticia dio su punto de vista en estos términos:
“Se trata de un acontecimiento grandioso para todos los universitarios; los pumas son el equipo representativo por excelencia de la institución y nos sentimos orgullosos quienes pertenecemos a ella”.
¿Los universitarios cómo pueden conmemorar estos 90 años?
“Yendo al estadio a respaldar a los pumas y hablar bien de lo que ha sido el futbol americano en nuestra máxima casa de estudios. El equipo tiene que ser excelente porque para esa misión debe estar comprometido su staff de coacheo”.
En estas nueve décadas, el otrora capitán de los cóndores y de la selección pumas en 1978 dio a conocer algunos de sus máximos logros en el deporte de las tackleadas de azul y oro.
Por ejemplo, con los osos de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán, campeones en 1987 de la Conferencia Metropolitana de la ONEFA, en la que militaban los equipos más fuertes y competitivos de categoría mayor.
El marcador final de ese encuentro fue de 17-10 frente a los cóndores (para que la cuña apriete…), lo que le valió a Arturo Alonso obtener la nominación de Coach del Año.
“Ese resultado fue producto de mucho esfuerzo y trabajo”, expresó Alonso, al recordar otro acontecimiento muy significativo para él, como jugador: La final de categoría intermedia de 1973, entre su equipo, los escorpiones rojos de Ingeniería de la UNAM y los cheyennesde la Vocacional Dos del IPN, derrotados por 20-0.
“El partido se efectuó en un pletórico Estadio de la Ciudad de los Deportes y cuando salí unos instantes de nuestro vestidor para comprobar el ambiente que imperaba en el escenario, retorné espantado al vestuario para informarle a nuestro entrenador, Alfonso desalmado García (+): Coach, no quiero salir al campo, hay mucha gente”, recordó Alonso entre risas.

Otros logros como coach

Después de su etapa de jugador, Alonso Escobar tomó las riendas de los osos de Acatlán en los inicios de los años 80 que participaban entonces en la Conferencia Nacional de la ONEFA, en la que se coronaron en 1983 a costa de la de la Unidad Profesional e Interdisciplinaria de Ciencias Sociales y Administrativas del IPN, derrotándola por 24-17.
El Jugador del Año 1976 y capitán de los cóndores en 1978 habría de regresar al nido de oro y negro para dirigir a este equipo en 1994 y 1995, campañas en las que se clasificó en tercer lugar y se adjudicó el subcampeonato, respectivamente, este último resultado al perder por 43-13 la final de la Conferencia Metropolitana contra los aztecas de la Universidad de las Américas.
En 2006 y 2007 Arturo Alonso Escobar estuvo al frente de los pumas de CU, pero le faltó tiempo para encaminarlos al campeonato.

A prepararse más

Mientras tanto, Francisco Javier Alonso informó que sus planes en materia de futbol americano son prepararse mejor, por lo que planea asistir con ese propósito a la Universidad de Michigan y a una de California, que todavía no puedo confirmar, en fechas pendientes de definir.
“Seguiré en busca de alternativas para aprender más y cuando se llegue una oportunidad con los conocimientos que tenga para entonces, poder aspirar a dirigir un equipo de la Conferencia Premier o de la ONEFA y con ello volver a ser parte del futbol americano nacional, además de hacer mejores estudiantes-jugadores”.
Él también se refirió a los 90 años del mismo deporte en la UNAM, mostrándose satisfecho de su consolidación como la disciplina más representativa de la institución.
“Sería ideal conmemorar ese hecho ganando los pumas el campeonato de esta temporada, lo que será difícil tomando en cuenta que otros equipos tienen el mismo anhelo, por ejemplo los tigres de la UANL, las águilas blancas del IPN y los linces de la UVM”, declaró Alonso hijo, al recordar a otros equipos que han representado a la UNAM en los emparrillados.
“Las águilas reales, los cóndores, los guerreros aztecas, los osos de Acatlán y los huracanes de Aragón, son parte también de la historia del futbol americano de la Universidad Nacional, lo mismo su gran Estadio Olímpico, construido para este deporte y donde se escenificaron los clásicos IPN-UNAM durante muchos años, así como otros eventos”.

Deporte importante

Paco Alonso, abogado de profesión, reveló que desde niño deseó jugar en equipos de la UNAM, anhelo que hizo realidad formando parte inicialmente de los tigres del Colegio de Ciencias y Humanidades Sur, en categoría juvenil, y en su momento de los pumas oro y de CU, en intermedia y mayor.
“Quise ser cóndor, pero la oportunidad en liga mayor se me presentó con los pumas. Me siento orgulloso de ello y del mural de la Biblioteca Central de la Ciudad Universitaria, en el que aparece un jugador de futbol americano, lo que demuestra lo importante de este deporte en la historia de la UNAM”.

Deja un comentario