Canadá 2017: educación presencial y a distancia

Escribe en esta edición

Yolanda Gayol

Introducción

En el periodo primavera-verano del presente año el gobierno y otras entidades canadienses y de los Estados Unidos realizaron una encuesta nacional para conocer la situación de la educación superior a distancia de Canadá. La tasa de participación fue muy elevada, pues se lograron recabar datos del 69 por ciento de las instituciones de educación terciaria de ese país. A manera de contextualizar dichos logros, se ofrece también un panorama económico y sociodemográfico de ese país.

Datos Sociodemográficos

Siendo aún nuestro socio comercial del TLCAN, Canadá cuenta con un extenso territorio y una abundancia enorme de recursos naturales. Su población es 3.5 veces menor que la mexicana, pues solamente tienen 36.6 millones de habitantes y una tasa de crecimiento poblacional de 0.7 por ciento. Un tercio de la población se concentra en tres ciudades: Toronto (5.9 millones), Montreal (3.9 Millones) y Vancouver (2.9 millones). La capital, Ottawa, solamente tiene 1.3 millones de habitantes.
La economía canadiense es boyante, tiene tres cuartas partes de la población económicamente activa dedicada a los servicios. El PNB asciende a 1.6 trillones de dólares, con un ingreso medio per cápita de 46 mil 400dólares. La fuerza de trabajo asciende a 19.4 millones de personas, y existe tasa de desempleo de 7 por ciento. Su crecimiento en 2016 fue moderado (1.4 por ciento), pero positivo si se considera la baja tasa de crecimiento poblacional. La balanza comercial fue negativa el año pasado pues importó 413 billones de dólares y exportó 393 billones de dólares. El uso de las TIC es universal; Canadá tiene 31.7 millones de usuarios de Internet y 30.4 millones cuentan con teléfonos celulares (CIA Factbook, 2017).
El nivel educativo de la población es muy alto, así como lo es la calidad de la educación. De acuerdo con la prueba PISA, la relación entre desempeño educativo y equidad es muy estrecha. Sólo Canadá, Estonia y Finlandia alcanzan ese estándar, lo cual incluye equidad de género, entre otros factores. Además, la meta de que los estudiantes de 15 años alcancen el nivel 2 en ciencias sólo ha sido alcanzada en Estonia (91 por ciento), Canadá y Finlandia (Ambos con 89 por ciento). (OECD, 2017).

Educación superior

En la población de 25 a 34 años, Canadá tiene un asombroso 61 por ciento de jóvenes con educación terciaria, mientras que la media de los países de la OCDE es de 36 por ciento. Además, los graduados de educación terciaria tienen salarios más altos que los del resto de países de la OCDE. La tasa de desempleo de los graduados de la educación terciaria es tan sólo del 5 por ciento. Adicionalmente, más de la mitad de los estudiantes de doctorado en 2015 se graduó en los campos de ciencia, matemáticas, estadística, ingeniería, manufactura, construcción y tecnologías de la información y la comunicación. La población por debajo de la educación media es alrededor del 5 por ciento. (OECD 2017).
La posición internacional de la educación superior canadiense es muy destacada. En el prestigiado ranking 2018 del Times se incluyeron nueve casas de estudio canadienses; estas son: La University of Toronto (lugar 24), University of British Columbia (lugar 34), McGill University (lugar 42), McMaster University (lugar 72), University of Alberta (lugar 119), University of Calgary, University of Ottawa (rango 201-250), Lavall University y Queens University (rango 251-300), York University (rango 351-400). En comparación, el ITESM y la UNAM se posicionan en el rango (601-800) en este ranking (THE, 2017).
Quizá por todos los logros educativos arriba descritos, Canadá se ha convertido en el destino preferido de los estudiantes para realizar estudios en el exterior. En una encuesta realizada por la International Student Administration Services (ISAS) en una muestra de mil 700 estudiantes, realizada entre agosto y septiembre de 2017, el 62 por ciento consideró a Canadá como su primera preferencia para realizar estudios universitarios. Solamente el 42 por ciento consideró a los Estados Unidos como su destino favorito (THE, 2017).

(raster image of vector) canadian graduation

Educación superior a distancia

En lo que respecta a la educación a distancia, se presentan los resultados de una encuesta nacional realizada en la primavera-verano del presente año, que fue respondida por 140 instituciones de educación superior (ecampus et al, 2017). Los datos duros ofrecidos son aproximados, porque su recolección no se ha sistematizado. Como se afirma en el documento: “La falta de un seguimiento y reporte consistentes de las inscripciones en línea fue muy clara en las respuestas del cuestionario” (ecampus, 2017, p.13).
El sistema de educación a distancia es complejo. En Quebec, se cuenta con un servicio central denominado Quebec a Distancia, pero otros colegios de la zona también tienen oferta de cursos a distancia. Otra importante proveedora de esta modalidad es la Universidad Virtual Canadiense (CVU por sus siglas en inglés); un consorcio de once universidades ubicadas en siete provincias. El Consejo de Educación Superior de Quebec también participa en la oferta de cursos en línea con créditos. Las universidades presenciales también cuentan con oferta de cursos en línea e híbridos.
El Ministerio de Capacitación de Colegios y Universidades de Ontario informa que las instituciones en su región que ofrecen cursos en línea. Con datos de 2011 se reportó que esta modalidad constituye un 7 por ciento del total de inscripciones en los colegios, un 13 por ciento en las licenciaturas y otro 7 por ciento en el posgrado. Asimismo, el Educonsillium/Asuntos Globales publicó un reporte en que se asegura que 360 mil estudiantes están tomando cursos a distancia (con datos de 2013-2014), cifra que representa el 29 por ciento de todos los estudiantes universitarios canadienses. En ecampus et al. (2017) se advierte que este reporte tiene algunos problemas de confiabilidad por la forma en que se extrapoló la muestra.
Respecto a las herramientas utilizadas para impartir educación a distancia se encuentran los sistemas de administración de cursos (tipo Moodle), propios de la educación en línea (98 por ciento de instituciones lo utilizan) y ello se complementa con materiales impresos (22 por ciento). Una buena parte de las instituciones participantes también utilizan educación sincrónica, es decir, clases y webinarios interactivos en tiempo real. Ello se realiza mediante audio o videoconferencia (44 por ciento), o a través de broadcasting en vivo o grabado (11 por ciento). Respecto a los Cursos Abiertos Masivos en línea (MOOCs por sus siglas en inglés), menos del 20 por ciento de las instituciones respondientes reportaron que los ofrecieron en los últimos 12 meses.
En cuanto a la prioridad institucional que se le otorga a la educación a distancia, únicamente el 2 por ciento declaró que el aprendizaje en línea no era importante en sus futuros planes. El 90 por ciento de las instituciones de educación superior encuestadas y el 80 por ciento de los colegios fuera de Quebec ofrecen alguna forma de educación a distancia. En dicha encuesta se encontró que entre 2011 y 2016, la oferta de cursos en línea se elevó en un 10 por ciento en el área de Quebec y un 15 por ciento fuera de esa región.
En el sector universitario, solo 49 universidades respondieron el cuestionario. Esta cifra representa menos de la mitad del total de universidades canadienses (46 por ciento). En ellas, el crecimiento de inscripciones en cursos a distancia ese mismo periodo se elevó un 52 por ciento. En el área de Quebec hubo 10 mil 142 inscripciones a esta modalidad educativa y fuera de Quebec, 96 mil 578, cifras que sumadas ascienden a 105 mil 720 inscripciones. Las disciplinas más socorridas corresponden a los campos de salud, educación y negocios.
Respecto a los beneficios percibidos para la educación en línea entre los encuestados, se reporta que ésta aumenta el acceso y ofrece flexibilidad de los estudiantes (99 por ciento), incrementa la matrícula (76 por ciento),ofrece una forma de enseñanza innovadora (61 por ciento) resuelve el problema de los espacios educativos (41 por ciento), desarrolla habilidades requeridas por los estudiantes (38 por ciento), los profesores se centran en las mejores prácticas (33 por ciento), involucra mejor a los estudiantes (31 por ciento) es más costo-efectiva (22 por ciento), se obtienen mejores resultados de aprendizaje (12 por ciento) y revigoriza a los instructores (8 por ciento).
No podían dejar de discutirse los retos que significa el adoptar los modelos de aprendizaje a distancia. Las barreras percibidas por los respondientes fueron: a) la identificación de los recursos adecuados (83 por ciento), b) la capacitación inadecuada de los profesores (69 por ciento), c) la resistencia de los instructores a la modalidad en línea (65 por ciento), d) la percepción social de mala calidad de la educación en línea (55 por ciento), e) la falta de especialistas en tecnologías del aprendizaje (48 por ciento), f) el desarrollo de una estrategia para los recursos educativos abiertos (40 por ciento), g) el desarrollo de una justificación clara para la educación a distancia (37 por ciento), una inapropiada estructura organizacional (36 por ciento), falta de apoyo del gobierno (34 por ciento), qué hacer con los MOOCs (9 por ciento).
Tras echar un vistazo a Canadá, podemos concluir que los educadores tenemos mucho que aprender de ese país. Ojalá que nuestras relaciones se solidifiquen en un futuro próximo.

Referencias:

CIA (2017). The World Factbook. Canadá. Central Intelligence Agency. Revisado en: https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook
ecampus Ontario, Contact North Nord, Campus Manitoba, BC Campus, eCampus Alberta, et al. (2017). Tracking online and distance education in Canadian universities and colleges: 2017. Revisado en http://contactpoint.ca/wp-content/uploads/2017/10/publicreport_2017_10_10.pdf
OECD (2014).Education at a Glance 2017. OECD Indicators. Paris: OECD Publishing.
THE (2017). Times Higher Education. World University Rankings 2018. Revisado en https://www.timeshighereducation.com/

* La Dra. Yolanda Gayol es Faculty Fellow en Fielding Graduate University.

Deja un comentario