La designación politécnica

Entre Pasillos

JOSEFINA GALLARDO

A unos días de que se dé el nombramiento de director general del Instituto Politécnico Nacional, un pequeño sector de la comunidad estudiantil realizó una consulta interna para solicitar que no continúe en el cargo el actual director Enrique Fernández Fassnacht. Llevaron a Los Pinos y a la SEP los resultados de esta consulta para evitar de esta forma, a su parecer, que continúe en el cargo por otros tres años más.

Siempre que se acercan las fechas para el nombramiento de nuevo timonel politécnico, se aprovechan los reflectores para hacer un poco de ruido. En el IPN, a pesar de ser una de las instituciones públicas más grandes del país, no se realiza una auscultación a la comunidad ni se dan a conocer ternas; la designación simple y sencillamente corresponde al presidente de la República y puede recaer en alguien que conoce la gestión institucional o en un externo que egresó de sus aulas, como ocurrió justamente con el actual director general, quien llegó al cargo hace tres años por una crisis interna que le costó la cabeza a Yoloxóchitl Bustamante. Así se ha hecho la designación de la máxima autoridad en toda su historia, al menos hasta el momento, y no ha sido motivo de cierre de escuelas o de protestas, ninguna de las veces.
Los planteamientos de brindarle autonomía al Poli y cambiar esta forma de designación están guardados en un cajón y para los politécnicos, sobre todo los de la vieja guardia, ahí están bien. Es una comunidad disciplinada a su normatividad. Lo que hay que destacar es que tres años no son suficientes para echar a andar grandes proyectos y los pasillos del Poli se distinguen por una enorme cantidad de grillas y conflictos entre autoridades. En las últimas administraciones, el choque de funcionarios que acompañan a los directores en su gestión es tema de todos los días y da pauta a que pequeños grupos realicen activismo cada vez que se presente la oportunidad.
Y es precisamente por esas grillas, que el senador por el PT, Benjamín Robles, opinó sobre la gestión de Fernández Fassnacht para que no sea renombrado, porque “alumnos lo acusan de malos manejos y corrupción”, sin presentar pruebas de esta acusación.Y aunque Robles no es un personaje importante para la vida politécnica, si tiene una importante tribuna para hacer algunos escándalos.
En ese sentido, para la Administración politécnica resulta necesario atender el destino de sus becas, ya que de acuerdo con los informes individuales de la revisión de la Cuenta Pública 2016 de la Auditoría Superior de la Federación que señalan que hay 15 millones de pesos que no se han comprobado en 2016. Además de que no existe evidencia de los pagos realizados a 37 beneficiaros por 139 mil pesos.
Es importante ser transparente y claro en el manejo de los recursos, pues este tipo de observaciones pueden desatar un activismo justamente en estos momentos que ya comienzan los candidatos electorales a dejarse ver. Hace seis años Andrés Manuel López Obrador no le quitaba los ojos al Canal Once y hay grandes expertos en hacer dramas con pequeñas causas, pregúntenle a la propia Yoloxóchitl Bustamante, quien siempre pensó que un puñado de estudiantes no generaría peligro a su trabajo.
Son los integrantes de la Comisión Organizadora del Congreso Nacional Politécnico quienes organizaron la consulta en las 32 escuelas, con una participación, según la Dirección General de menos del 2 por ciento de la comunidad, integrada por 215 mil estudiantes. Los organizadores aseguran que recabaron más de 32 mil firmas.
La gestión de Fernández Fassnacht concluye el 18 de noviembre y la continuidad en el cargo parece ser la postura dominante hasta el momento. Se habla, incluso, de que ya ha trabajado en el impulso de proyectos de largo alcance, como incrementar las actividades culturales; también ha planteado que se continuará en el crecimiento del posgrado y mantener a su bachillerato como uno de los de mayor demanda en la Ciudad de México. Hay una parte de la comunidad que agradece su gestión, principalmente porque mantuvo la tranquilidad interna.
Porque no hay que dudarlo, una de las grandes aportaciones de Fernández Fassnacaht al frente del Poli es que el Congreso se ha quedado en el papel y ha mantenido al margen cualquier manifestación estudiantil que nuevamente ponga en jaque la estabilidad institucional. Esa es su mejor carta. Así que… de que puede, puede…

Mensaje sin descifrar

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, escribió el siguiente twitter: “Agradezco a todos los compañeros de trabajo de la SEP.mx por su esfuerzo y dedicación en favor de los niños y jóvenes de #México. #EsTareaDeTodos”. Hay quienes leyeron una despedida.
Los trascendidos dice que ya hay equipo de campaña para la sucesión, aunque Nuño no es el ungido. Lo extraño del mensaje fue el día y la hora en que fue transmitido: jueves a las 9 de la noche. Se dice en los pasillos de la SEP que ya se trabaja con quien será el encargado del despacho y que es alguien que ya lo ha hecho. Al tiempo.

Deja un comentario