Necesario y urgente reconstruir la cohesión interna del Politécnico

Portada

Jihovana Sol Anguiano

El pasado 19 de noviembre fue nombrado el nuevo director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), se trata de Mario Alberto Rodríguez Casas, quien permanecerá en el cargo durante el periodo 2017-2020, en sustitución de Enrique Fernández Fassnacht, quien concluyó el trienio para el cual fue designado.
La ceremonia tuvo lugar en la Residencia Oficial de Los Pinos, donde el titular del Ejecutivo Federal se congratuló por el nombramiento de Rodríguez Casas, quien cuenta con una larga trayectoria en el IPN, primero como alumno, después por su labor como profesor e investigador y también como funcionario, pues antes de asumir las riendas del Instituto se desempeñaba como director de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas.
Al ser presentado formalmente ante el Consejo General Consultivo del Instituto Politécnico Nacional, Mario Alberto Rodríguez Casas señaló que: “Es necesario y urgente reconstruir la cohesión interna, ya que la división de nuestra comunidad sólo nos hace vulnerables, así no le servimos a la sociedad que espera de esta casa de estudios, ahora más que nunca, que formemos a sus hijos con alto espíritu y compromiso social, como lo establecieron sus fundadores”.

Sobre cinco ejes se desarrollará la gestión del nuevo director general del Politécnico

Mario Alberto Rodríguez Casas, quien fue designado el pasado 19 de noviembre

El pasado 19 de noviembre fue nombrado el nuevo director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), se trata de Mario Alberto Rodríguez Casas, quien permanecerá en el cargo durante el periodo 2017-2020, en sustitución de Enrique Fernández Fassnacht, quien concluyó el trienio para el cual fue designado.
Cabe recordar que de acuerdo con lo establecido en el Artículo 12 de la Ley Orgánica de esta casa de estudios, el encargado tanto de la designación como de tomar protesta al nuevo timonel del Poli es el presidente de México, en este caso Enrique Peña Nieto.
Por ello, la ceremonia tuvo lugar en la Residencia Oficial de Los Pinos, donde el titular del Ejecutivo Federal se congratuló por el nombramiento de Rodríguez Casas, quien cuenta con una larga trayectoria en el IPN, primero como alumno, después por su labor como profesor e investigador y también como funcionario, pues antes de asumir las riendas del Instituto se desempeñaba como director de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB).
Al hacer uso de la palabra, el primer mandatario instruyó a Mario Alberto Rodríguez a trabajar de manera cercana con la comunidad académica del Politécnico para consolidar a esta institución como líder en investigación, desarrollo tecnológico e innovación en el país.
Así, acompañado por el secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, Peña Nieto dio la bienvenida al nuevo director general del IPN, al mismo tiempo que reconoció la dedicada labor y el compromiso al frente del Poli de Enrique Fernández Fassnacht, durante el periodo 2014-2017.

Sus credenciales

El nuevo director general del Politécnico es ingeniero bioquímico por la ENCB, maestro en Gestión y Política Universitaria por la Universidad Politécnica de Cataluña, así como maestro y doctor en Ciencias con especialidad en Bioquímica por el IPN.
Además, obtuvo la Beca al Desempeño Docente y fue distinguido con el Premio a la Mejor Tesis de Posgrado del IPN en el área de Salud, mientras que su trayectoria dentro del Instituto data de 1987, ya que ha fungido como jefe del Departamento de Bioquímica, de la División de Ciencias Médico-Biológicas y de la División de Diseño Académico e Investigación Educativa.
También fue director de Estudios Profesionales en Ciencias Médico-Biológicas y de Planeación y Organización, al igual que secretario Técnico y de Administración, y como ya se dijo anteriormente, director en la ENCB.
Como profesor, Rodríguez Casas se ha desempeñado tanto a nivel licenciatura como posgrado no sólo en el IPN, sino también en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Autónoma Metropolitana, al mismo tiempo que ha sido investigador en el campo de la Ingeniería Genética y la inmunoterapia del cáncer avanzado y cuenta con la autoría de cinco libros.
También es miembro de la Asociación Universitaria Mexicana de Educación Continua, de la Asociación Internacional de Gestión y Política Universitaria y del Colegio Mexicano de Ingenieros Bioquímicos, A.C.
Y en lo que respecta a su desempeño como servidor público, ha ocupado los cargos de director corporativo de Finanzas y Administración del Instituto Mexicano del Petróleo y de director de Administración y Finanzas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Sí habrá Congreso…

Al ser presentado formalmente ante el Consejo General Consultivo del Instituto Politécnico Nacional como director general para el siguiente trienio –en una sesión que se llevó a cabo para tal fin el pasado 22 de noviembre–, Mario Alberto Rodríguez Casas señaló que su gestión será inclusiva y participativa.
Asimismo, el nuevo titular del Politécnico se comprometió a acatar con decisión los acuerdos firmados con el gobierno federal en 2014, así como a impulsar una nueva etapa para la conformación del Congreso Nacional Politécnico.
“Es necesario y urgente reconstruir la cohesión interna, ya que la división de nuestra comunidad sólo nos hace vulnerables, así no le servimos a la sociedad que espera de esta casa de estudios, ahora más que nunca, que formemos a sus hijos con alto espíritu y compromiso social, como lo establecieron sus fundadores”, agregó.
Trabajaré intensamente para alcanzar los máximos resultados y reconocimiento social de la institución, por su excelencia académica y calidad de su investigación, y por hacer que nuestra casa de estudios siga siendo el motor de movilidad social para miles de jóvenes favoreciendo a los más desprotegidos. En esta tarea contaremos con el apoyo del gobierno federal y de la SEP, dijo.

Los cinco ejes

Al hablar de lo que será su gestión, mencionó que ésta estará basada en cinco ejes fundamentales: Calidad y pertinencia educativa, Cobertura, Conocimiento para la solución de problemas nacionales, Cumplimiento del compromiso social y Gobernanza y gestión institucional.
Planteó cambios relevantes en las formas tradicionales de conducir y realizar la labor académica, con el fin de reafirmar la calidad de los programas educativos, además de comprometerse a potenciar la calidad del apoyo estudiantil para propiciar la equidad y asegurar la permanencia y conclusión de los estudios de los jóvenes. También incorporará un sistema de administración escolar, más seguro y moderno.
Ante el subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública, Otto Granados Roldán, quien acudió en representación del secretario Aurelio Nuño Mayer, Rodríguez Casas se comprometió a establecer una agenda de ciencia y tecnología que aborde los grandes problemas nacionales y la búsqueda de respuestas que requieran de la aplicación del conocimiento para el desarrollo científico y tecnológico.
Dijo que buscará que la investigación se consolide como una estrategia formativa de alumnos, emprendedores y empleadores que favorezcan el desarrollo de empresas y fortalezca el funcionamiento de las redes existentes de las unidades académicas.
Asimismo, creará una estrategia de relación más activa e incluyente con el sector social, que potencie la vinculación mediante el trabajo de redes con el sector productivo para contribuir a la competitividad de empresas, al considerar el valor estratégico que tiene el conocimiento que genera la comunidad politécnica y su aplicación.

Con todo el apoyo

En su intervención, el subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la SEP, Otto Granados Roldán, dio la bienvenida a Mario Alberto Rodríguez Casas, de quien dijo, cuenta con un sólido perfil académico.
“Mario lleva al Poli literalmente en su código genético, sin duda sus investigaciones en los campos de la Ingeniería Genética y en la inmunoterapia del cáncer avanzado han sido determinantes en los avances en ambas áreas de la salud, que serán decisivas para el México del siglo XXI”, consideró.
Desde su fundación en 1936, continuó, el Instituto Politécnico Nacional ha sido una institución promotora de la equidad que brinda una educación de excelencia a todos los sectores sociales.
Por ello, los egresados del Politécnico son orgullo y ejemplo de los mexicanos que queremos formar, ciudadanos con pensamiento crítico, por lo que la labor del IPN es indispensable, concluyó.

Deja un comentario