APLAUSO Y SILBIDO

Deportivo

Por Ricardo García Estrada

• Monterrey y Cholula, sin título
• Primer cetro del ITESM Toluca
• Tigres, también en la orilla

Por primera vez en varias campañas, Monterrey, segunda metrópoli donde se juega más futbol americano después de la Ciudad de México, y Cholula, Puebla, se quedaron este año sin campeón de liga mayor, al sufrir su respectivo equipo, borregos salvajes del ITESM y aztecas de la UDLA, caídas en los playoffs de la Conferencia Premier de Categoría Mayor.
La escuadra regiomontana fue eliminada de la postemporada del Grupo Independencia por su par de Toluca, al superarla por 31-17. A su vez, los aztecas cayeron en la final de dicho sector frente a los inquilinos de La Congeladora, 31-28, lo que significó la primera coronación del orgullo de San Antonio Buenavista, Estado de México.
En la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA), los tigres de la UANL, soberanos en 2015 y 2016, sucumbieron contra los pumas de la UNAM CU por 15-18 en la contienda por el título de la Conferencia Verde, en el marco de los 90 años de la práctica del deporte de las tackleadas en la máxima casa de estudios del país.
Es importante señalar que el ascenso del ITESM Toluca al nicho de los consagrados debe ser del agrado de los aficionados que asisten regularmente a los torneos de la Conferencia Premier, que estaban aburridos de ver constantemente al ITESM Monterrey y la UDLA en juegos por la supremacía absoluta.
La misión obligada de los ovinos mexiquenses, después de su reciente logro en Cholula, será luchar a conciencia en 2018 como lo hicieron este año, para sostenerse entre los equipos consagrados.
Asimismo es importante destacar que el ITESM Monterrey no estuvo del todo bien este año, como lo comprueba el tercer lugar en el que se clasificó al término de la temporada reguilar con marca de 6-3, que contrasta con su desempeño en otros torneos en los que se apoderaba de la posición de honor o del subliderato.
En su primera actuación de 2017, los borregos del norte experimentaron su primera derrota, calificada de imperdonable por el hecho de haberla sufrido frente a sus vecinos de la UANL, 10-21, en el Clásico Regiomontano programado en lo que fue la primera y única fecha de juegos interligas Conferencia Premier-ONEFA.
Imperdonable porque, al menos en la Ciudad de México, tanto las águilas blancas, como los burros blancos y los pumas de la UNAM puede darse el lujo de perder un juego de campeonato, pero no el Clásico.
Posterior a aquel descalabro, los regios se recuperaron para obtener un par de victorias antes de recibir, en la sexta semana, una felpa de 30-7 en el Templo del Dolor, en un compromiso en el que mostraron deficiencias en su ataque y a la defensiva. El arcador lo dice todo.
En sus siguientes tres salidas al emparrillado sumaron otros tantos triunfos con marcadores abultados, como ha sido su sello característico en otros años, no así en el choque con los hoy campeones borregos de Toluca, mismo que perdieron por 38-22, en la décima fecha de la Conferencia Premier.
Sin embargo, los pupilos de Carlos Altamirano lograron sacarse la espina que se les clavó a raíz de tan doloroso revés, con un sonado triunfo frente a los aztecas por 38-27 en lo que fue primer tropezón de la tribu en temporada regular.
Esto supuso que los celestes estaban listos para imponer en sus condiciones en los playoffs, una semana después, pero se toparon con los descarriados borregos de la capital mexiquense quienes los derrotaron por 31-17, eliminándolos de esa etapa.
Tras sus amarguras en el certamen que recientemente llegó a su fin, no se espera menos del ITESM Monterrey el próximo año, por lo que el coach Altamirano debe estar planeando desde ahora cómo hacer de su equipo el contundente de antes.
Carlos Altamirano cumplió apenas su segunda temporada dirigiendo a los lanudos, después de su paso por la Universidad Autónoma de Chihuahua, donde entregó buenas cuentas a la cabeza de las águilas, motivo por el que lo siguen echando de menos.
Lo que sigue para algunos jugadores del ITESM Monterrey es a ver si son convocados a la selección de la Conferencia Premier que deberá enfrentarse a los All Stars de Estados Unidos, en la siguiente edición del Tazón de las Estrellas.
Ese juego internacional, programado para el 16 del presente en el Estadio Margarita de Astiazarán de Fimbres del CETYS de Tijuana, marcará el fin de las actividades de la Conferencia Premier correspondientes a este año.

Tigres, a ver si en 2018

Por otra parte, los tigres de la UANL cumplieron una campaña exitosa con marca de 7-1. Su única mancha en el torneo regular se las hicieron los pumas de la UNAM CU, quienes dieron cuenta de ellos por 22-19 en la tercera semana de la Conferencia Verde, a domicilio y en tiempo extra.
Pese a los éxitos que obtuvieron posterior a esa caída, los gatunos de San Nicolás de los Garza tuvieron dificultades para someter a los burros blancos del IPN por 41-21.
Dos semanas más tarde los tigres batallaron para deshacerse de los combativos leones de la Universidad Anáhuac México Norte, venciéndolos por un apretado 17-14.
Otro compromiso en el que los bengalíes se vieron forzados a efectuar un segundo esfuerzo para poder ganar, fue contra las águilas blancas del IPN a las que les cortaron las alas a medias, solamente por 21-14.
A pesar de todo, el equipo de Nuevo León se hizo presente en la postemporada en la que se midió otra vez a la representación de la UAMN, dándole una tunda de 44-14, para obtener su boleto con destino a la final contra sus viejos conocidos pumas de CU, vencedores en reñida batalla por 18-15.

Sufrimiento cholulteca

En Cholula no hubo tañido de las campanas de sus iglesias, ante el traspié que experimentaron los aztecas en su Templo del Dolor donde experimentaron ese sufrimiento, al sucumbir ante los borregos salvajes del ITESM Toluca al son de 28-31 en la final del Grupo Verde, donde militan los equipos más fuertes de la Conferencia Premier.
Líderes de dicha Conferencia durante la mayor parte del torneo, los aztecas han acaparado en el presente siglo cuatro coronas, en las temporadas de 2010, 2013 y 2016 al dar cuenta de los borregos regiomontanos por 17-10, 38-24 y 43-40, respectivamente, en tanto su ascenso al trono en 2014 fue a costa de los ovinos de Horacio García, 17-14.

Deja un comentario