Lo que ha cambiado

Entre Pasillos

JOSEFINA GALLARDO

Por casi tres décadas, U2000 ha dado cuenta de la vida universitaria pública del país. Estos años de trabajo, visitas, entrevistas y análisis del entorno de las instituciones de educación superior, permiten hacer un sencillo pero ilustrativo comparativo por décadas de lo que se ha reseñado.

En los años ochenta, este medio nació fundamentalmente con la intención de dar espacio a los logros y avances de las universidades públicas, a las que permanentemente subían al ring de los medios. La idea inicial era brindar un equilibrio informativo entre lo que era noticia y los resultados en ciencia, cultura, academia que día con día ocurren en estos recintos.

La razón por la cual este medio vio la luz, nos muestra cómo en esa década las universidades eran el blanco de sindicatos, tanto administrativos como docentes, de movimientos estudiantiles y de embates a su autonomía. De las aulas universitarias surgieron muchos de los partidos políticos que ahora aspiran a más poder, lo que muestra que las intenciones de estos grupos eran el control y no tanto los cambios institucionales.

En esos años, por ejemplo, las huelgas de la UAM duraban hasta 60 días; los paros estudiantiles podrían mantener en jaque a las instituciones hasta por meses y esa era la imagen de las IES públicas. Asimismo, en esa década no todas las universidades eran aún autónomas y existían muchas que elegían a la autoridad a través del voto universal y secreto, lo que generaba grandes crisis institucionales al momento de hacer cambios en sus Administraciones. Ese era el concepto de una universidad democrática.

La década de los noventa inició con el Congreso Universitario puma, que marcó un hito en la historia universitaria. Se discutieron temas como la autonomía, la legislación, el pase automático, las cuotas y dejó grandes lecciones para toda la educación pública nacional. Un aprendizaje fundamental de este Congreso es que no emanan de los movimientos estudiantiles los cambios profundos en las universidades, sino que es el sector académico el que hace el día a día de los logros de estas instituciones. El Congreso de la UNAM es un espejo que invita a la reflexión, principalmente en estos momentos que se organiza un evento similar en el Instituto Politécnico Nacional.

También fue una década en la que se discutió en el seno de la ANUIES el papel de la evaluación y se discutió de una manera mucho más organizada y unida, la importancia de los presupuestos universitarios. Carlos Pallán, quien fuera secretario general ejecutivo de esta organización, destaca que en las últimas décadas se “creó el Sistema Nacional Permanente de Planeación de la Educación Superior; se impulsó la evaluación en sus diferentes modalidades; se echaron a andar instituciones como los Comités de Pares (CIEES), el Consejo para la Acreditación (Copaes), el Centro de Evaluación de la Educación Superior (Ceneval), el Programa de Mejoramiento del Profesorado (Promep), el Programa de Fortalecimiento Institucional (PIFI)”, entre varios más. Otros hitos de los noventa fueron cuando se le otorgó autonomía a la Universidad de Guanajuato y se cambió la Ley Orgánica de la BUAP; se construyó la UAQRoo, se creó el Sistema Nacional de Investigadores y se inició con la construcción de museos interactivos científicos. Fue una década de enorme reconocimiento y prestigio, que se reafirmó con la entrega de dos Premios Nobeladistinguidosmexicanos:OctavioPazyMarioMolina,ambosformadosenlaMáximaCasadeEstudios.

LadécadalamentablementeconcluyóconunalargahuelgaenlaUNAM,quenuevamentepusoaldescubiertolavulnerabilidadquetienenlasuniversidadesantelapresenciadeinteresesexternosalasmismas,peroquesindudadejómuchasenseñanzasalconjuntodelaIESpúblicas.

El nuevo milenio inició con una matrícula universitaria de más de dos millones de estudiantes y con un problema que se repite año con año: un gran número de jóvenes rechazados porque no hay cupo para ellos. En la primera década del siglo se construyeron laboratorios, se incrementó el número de investigadores y se diversificaron las opciones educativas, con la construcción de universidades tecnológicas, politécnicas y el impulso a los sistemas abiertos, como respuesta para atender la alta demanda. También se incrementó tanto la demanda como la diversidad de los posgrados en el país e iniciamos la última década con un crecimiento de más del 120 por ciento de como habíamos iniciado el siglo.

AhorayanosonhuelgasnimovimientosestudiantilesnilafaltadeautonomíaloquepreocupaalasIESpúblicas;elproblemacentralactualmenteeslafaltadefinanciamiento,puesunapartedelasuniversidadesestatalesnolograsiquieracubrirlosgastosdenómina,muchomenosinvertirencienciaodesarrollo.

Los conflictos internos empiezan a dirimirse en tribunales y los Consejos Universitarios, en muchos de los casos, ya son espacio para discutir la vida académica. En ese sentido, la evolución del sistema de educación superior es notoria. Y todo esto ha sido puntualmente reseñado por esta Crónica de la educación superior.

Deja un comentario