APLAUSO Y SILBIDO

Deportivo

Por Ricardo García Estrada

• Alfaro, en el ITESM Guadalajara

• Trevizo, head coach de la UACH

• Otro reto para Radamés Gaxiola

Con base en su experiencia y exitosa trayectoria de 28 años de entrenador, Ernesto Alfaro del Villar fue seleccionado como nuevo head coach de los borregos salvajes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Guadalajara.

La noticia oficial sobre esta contratación apareció publicada el jueves pasado en la página oficial de la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip), en la que se asegura que 10 entrenadores asistentes integran el equipo de trabajo del hasta hace unos días estratega en jefe de los burros blancos del IPN.

A ese grupo se unirán algunos colaboradores del staff anterior que vienen trabajando con el conjunto tapatío desde enero de este año, con la finalidad de alcanzar el éxito anhelado en la siguientecampaña mayor de futbol americano de la Conferencia Premier.

El director atlético del ITESM Guadalajara, Jorge Lozano Márquez, declaró que “nos dimos a la tarea de seleccionar un head coach con la experiencia que tiene Ernesto y crear un proyecto nuevo para este campus, con la idea de empezar a reforzar al equipo para que a mediano plazo sea protagonista en la Conferencia Premier”.

Lozano añadió que “el objetivo es crecer y el coach Alfaro está muy comprometido con eso. Enfrentar a rivales del más alto nivel nos va a ayudar, por lo que tendremos que estar preparados para este tipo de enfrentamientos. “Nuestro propósito es contar con una buena base en categoría juvenil que sea cantera del equipo del máximo nivel. Deseamos que el ITESM Guadalajara se convierta en una potencia en futbol americano”.

Durante su presentación, Alfaro del Villar expresó que el proyecto de los borregos de Guadalajara “reúne muchos matices y nos permitirá desarrollar una gran organización en el mediano plazo. Avanzaremos con pasos firmes para que este equipo, que representa a una gran institución y un gran campus, sea en poco tiempo uno de los más importantes del país”.

Entre los logros más sonados de Ernesto Alfaro en los emparrillados destaca el triunfo de los burros blancos del IPN en la final de la Conferencia Nacional de 2007 de la ONEFA, al derrotar a los pumas de la UNAM Acatlán por 37-0, así como la coronación de los mayas en la Liga de Futbol Americano (profesional) en las campañas de 2016 y 2017.

Ernesto Alfaro del Villar tiene una maestría en educación por la Universidad Tecnológica de México y a partir de 2016 es miembro de la American Football Coaches Association en Estados Unidos, además de 35 visitas a clínicas de capacitación en diferentes universidades de ese país, entre otras actividades de superación.

Trevizo, águila mayor

También en la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) se produjo un movimiento importante en su caja de coacheo, a la que arribó Javier Trevizo Fernández como entrenador principal de las águilas de esa institución, en relevo de Erick Vargas, quien suplió en 2016 a Carlos Altamirano al quedar éste atrapado en las redes de los borregos salvajes del ITESM Monterrey.

El coordinador deActividades Deportivas de la UACH, Hans Othoniel Flores Porras, ratificó el ascenso de Trevizo en el terreno de las estrategias al darle posesión de su nueva responsabilidad, por encargo del rector Luis Alberto Fierro Ramírez.

Trevizo informó que la encomienda de las autoridades de la UACH tiene que ver con la Academia, “formar campeones no únicamente en los estadios, sino en las aulas y entre la comunidad universitaria”. Expuso Javier que este cambio traerá beneficios a las águilas, ya que otra de sus prioridades será superar lo hecho por el equipo el año pasado, cuando quedó relegado de los playoffs. “Los jugadores novatos y veteranos se encuentran muy motivados, lo que me obliga a pensar que las águilas cumplirán una excelente temporada, en otoño próximo”, explicó el ex brillante linebacker de los pieles rojas del Poli Guinda y Blanco y campeón con éstos en 1989, bajo la autoridad de Manuel Rodero (+).

Trevizo, Novato del Año 1987, integró con los también linebackers Sergio Rosendo (cherokees) y Eloy Gutiérrez (panteras negras de la Universidad Autónoma Metropolitana) la terna para elegir al Defensivo del Año 1992, en un certamen organizado por la Asociación Nacional de Cronistas de Futbol Americano, A.C. (ANCFAAC), resultando ganador este último.

A fortalecer vínculos

El nuevo presidente de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA), Radamés Gaxiola Cortés, considera que este cargo representa un reto más en su vida profesional y deportiva. Manifestó ese punto de vista durante la conferencia de prensa que encabezó hace unos días para anunciar la puesta en marcha de la temporada 2018 de categoría intermedia.

El ex jugador de los guerreros aztecas de la UNAM expuso que durante la actual administración de la ONEFA “será determinante fortalecer los vínculos entre ésta y las instituciones, así como dar pasos más firmes en aras de la superación del futbol americano”.

Gaxiola estuvo acompañado en esa reunión por Juan Manuel Bladé Cavazos (Universidad Autónoma de Nuevo León) y Juan Manuel Rivera Garrido (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla), cuyos cargos en la ONEFA son vicepresidente y tesorero, respectivamente.

Juan Manuel Bladé calificó de “un honor representar a mi institución en la ONEFA. Le echaremos ganas para apoyar a los güercos en el deporte que más nos gusta, así como emprender campañas para evitar que los jugadores sean presa de hábitos nocivos y malas compañías”

Aprovechó el ex halfback de los bengalíes la oportunidad para recordar su actuación en la final de 1977 (en lo que fue la última temporada de la Liga Nacional Colegial, creada en 1969): Fue grandioso para mí ese año porque nos coronamos al derrotar a las águilas blancas del IPN (66-0 en el estadio Universitario de la UANL), juego en el que tuve 43 acarreos para 415 yardas y cinco touchdowns, lo que constituyó un récord”.

En su oportunidad, Rivera Garrido, ex presidente de la ONEFA, dio a conocer su beneplácito de poder cooperar con esta liga, ahora en calidad de tesorero: “Crecí en el futbol americano en medio de grandes satisfacciones, como jugador, coach y directivo. Toda la experiencia adquirida en esas responsabilidades las pongo al servicio de la ONEFA”, relató el ex jugador de los búhos Leyes de la UNAM (en 1976), mastines de la UAM Iztapalapa (desde 1978) y panteras negras (a partir de 1985).

“En este deporte he disfrutado de varias alegrías y también viví una amarga decepción en 2003, cuando llegó a su fin el programa de futbol americano de la UAM, por decisión de José Lema Labadie, entonces rector de la Unidad Iztapalapa, donde se practicaba dicha disciplina”.

Deja un comentario