Informe del rector en la UAM

Portada
Durante el año pasado la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) registró la cifra más alta de aspirantes admitidos en toda su historia, toda vez que 13 mil 9 jóvenes obtuvieron un lugar en alguna de las 79 licenciaturas que ofrece esta casa de estudios, de las cuales 28 fueron evaluadas por organismos acreditadores.

En 2017 la UAM registró la cifra más alta de aspirantes admitidos en toda su historia

Informe de Actividades de Eduardo Peñalosa Castro

Durante el año pasado la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) registró la cifra más alta de aspirantes admitidos en toda su historia, toda vez que 13 mil 9 jóvenes obtuvieron un lugar en alguna de las 79 licenciaturas que ofrece esta casa de estudios, de las cuales 28 fueron evaluadas por organismos acreditadores.

Así lo dio a conocer Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la Casa abierta al tiempo, al rendir su Informe de Actividades 2017 ante el Colegio Académico de la institución, esto después de haber asumido el cargo el pasado 4 de julio para un periodo de cuatro años.

Al presentar su primer informe rectoral, Peñalosa Castro precisó que varias de las acciones consideradas en su programa de gestión están ya en curso y algunas se encuentran en una etapa preliminar, entre ellas las comisiones de obras, de análisis sobre un sistema de retiro digno, y de investigación, con la participación de profesores destacados de la UAM y especialistas externos.

Ingreso

En 2017 hubo 93 mil 7 aspirantes a cursar alguno de los 79 programas de licenciatura de la UAM–incluidos los dos nuevos de la Unidad Lerma, en Psicología Biomédica y en Educación y Tecnologías Digitales–, de los cuales quedaron inscritos 10 mil 161 –quienes concluyeron exitosamente el trámite de inscripción– alumnos de nuevo ingreso, lo que representa un incremento constante de la matrícula en ese nivel de enseñanza en los últimos ocho años.

A su vez, el año pasado egresaron 5 mil 427 profesionales de esta casa de estudios, lo que permitió alcanzar la cifra de 157 mil 477 egresados de alguna carreraen 43 años de vida de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Del mismo modo, el rector general de la UAM detalló que durante el periodo informado la institución ofreció 37 programas académicos de doctorado, 59 de maestría y 12 de especialización, además de que creó la Maestría en Ciencias enIngeniería Electromagnética, en la Unidad Azcapotzalco, así como el Doctorado en Estudios Feministas y la Maestría en Ciencias Odontológicas, en la Unidad Xochimilco.

Con 74 planes incorporados al Programa Nacio-nal de Posgrados de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, cinco de ellos de competencia internacional y 36 consolidados, la UAM registró una demanda de 2 mil 912 aspirantes a cursar estudios de ese nivel, de los cuales ingresaron mil 91, para conformar una matrícula de 3 mil 838 alumnos y un total de 13 mil 54 egresados en más de cuatro décadas.

Academia

Para el cumplimiento de los objetivos estratégicos de realizar trabajo científico que contribuya al desarrollo social, económico, cultural y político de México, dijo, la Casa abierta al tiempo cuenta con una plantilla de 3 mil 72 profesores-investigadores, conformada en 86 por ciento de académicos titulares ymil 163 pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores, lo que coloca a la UAM en eltercer lugar a nivel nacional.

En tanto, el Departamento de Ingreso y Promoción de Personal Académico de la Autónoma Metropolitana evaluó 14 mil 876 actividades relacionadas con la investigación, de las cuales 4 mil 311 correspondieron a artículos especializados publicados.

En el marco del Programa Nacional de Becas, señaló Eduardo Peñalosa, fueron otorgados a los estudiantes de la UAM 16 mil 566 apoyos en sus diferentes tipos, correspondiendo un 94.5 por ciento a jóvenes de licenciatura.

Y en el contexto de la cooperación entre instituciones, 294 alumnos de licenciatura realizaron movilidad internacional en 19 países, al mismo tiempo que las Unidades Azcapotzalco, Cuajimalpa, Iztapalapa, Lerma y Xochimilco recibieron a 201 estudiantes provenientes de 15 naciones.

Además, 68 estudiantes de posgrado de la UAM hicieron lo propio en el extranjero y 23 matriculados en instituciones de ocho países fueron recibidos por esta casa de estudios.

En cuanto a movilidad nacional, 147 alumnos de licenciatura asistieron a 33 escuelas mexicanas y la UAM aceptó a 29 participantes de nueve estados.

Internacionalización

 

Al extender sus redes de colaboración académica, la institución fue parte de la Cátedra Itinerante México-Reino Unido, el Programa Erasmus Plus, las Jornadas francomexicanas, la Fiesta Nacional de Quebec y la Tercera cumbre de rectores México-Japón e inauguró una Oficina de cooperación y vinculación en Toulouse, Francia.

Asimismo, formalizó 431 convenios, 200 de ellos patrocinados, mientras que reforzó las capacidades de propiedad industrial al haber obtenido cinco patentes en México y 17 registros de diseño industrial, solicitó 11 patentes nuevas, un diseño industrial, tres registros de marca y un aviso comercial.

En el desarrollo de la tercera función sustantiva, los Centros de Difusión Cultural de la universidad fueron sede de 300 encuentros académicos y artísticos, la mayoría en coordinación con las Unidades, entre los que destacaron las exposiciones con obras de Helen Escobedo, Leonora Carrington, Gilberto Aceves Navarro y Alberto Castro Leñero.

La Dirección de Publicaciones y Promoción Editorial –que elaboró el catálogo de novedades con textos de todas las instancias del rubro de la institución, incluidos 191 nuevos títulos– organizó la participación de la UAM en 50 ferias de libros nacionales e internacionales, en las que mostró una clara identidad institucional.

A su vez, el Programa universitario de producción radiofónica UAM Radio 94.1 FM refrendó su papel como un ambicioso proyecto de comunicación.

Infraestructura

 

Las cinco Unidades resolvieron requerimientos de infraestructura o culminaron obras de restructuración. El Proyecto Ejecutivo de reestructuración y adecuación del Teatro Casa de la Paz fue presentado ante el Instituto Nacional de Bellas Artes, aunque por la emergencia del sismo del 19 de septiembre los mecanismos institucionales de Protección civil fueron activados, tanto en las Unidades como en la Rectoría General y, una vez asegurada la integridad de la comunidad universitaria, con la fortuna de no haber contabilizado víctimas mortales en el interior de las instalaciones, se reportaron sólo afectaciones en acabados, con las correspondientes constancias de seguridad estructural y el aval de directores responsables de obra.

El edificio S de la Unidad Iztapalapa fue el único que sufrió daño estructural, por lo que se tomó la decisión de inhabilitarlo y proceder a su desalojo, en una circunstancia que trastocó la operación de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, cuyas necesidades más apremiantes se han procurado solventar con total responsabilidad y alto sentido de institucionalidad.

Esto fue constatado con la recuperación de más de 30 por ciento de equipo para su reubicación y aprovechamiento, la reprogramación de unidades de enseñanza aprendizaje, la reubicación temporal de personal académico en otros edificios y la liberación de espacios en algunos otros edificios.

Deja un comentario