Pierre Legendre ingresó como miembro correspondiente de la AMC

Noticias

Stefan Rinke fue galardonado con el Premio José Antonio Alzate

El presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), José Luis Morán López, dio la bienvenida a Pierre Legendre como miembro correspondiente de la Asociación, en una ceremonia realizada en el Auditorio Agustín López Castañares del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

Morán recordó que la Academia está conformada por 2 mil 779 investigadores, de los cuales 109 son miembros correspondientes, incluido Legendre, y entre ellos 12 son ganadores del Premio Nobel.

Fernando Álvarez Noguera, investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional, y uno de los que propuso a Legendre como miembro correspondiente de la AMC, fue el responsable de dar lectura a la semblanza del especialista en Ecología Numérica, y en ella destacó la fructífera trayectoria del nuevo integrante y sus estudios que han innovado la teoría ecológica de manera profunda.

Agregó que la investigación que ha realizado el profesor de la Universidad de Montreal, Canadá, ha combinado la Ecología con la teoría matemática para el estudio de procesos ecosistémicos.

Su libro clásico Ecología Numérica, que escribió junto con su hermano Louis, describe de manera gráfica cómo fluye el análisis de datos ecológicos que forman después lo que llaman conjunto de datos ecológicos complejos, que se usan para describir estructuras ecológicas, básicamente asociaciones y estructuras espacio temporales que son series de tiempo ydatos espaciales.

En sus contribuciones, continuó Álvarez Noguera, aparecen mezclas de Estadística con Matemáticas más formales para describir los procesos ecológicos, consiguiendo una visión que permite poner a prueba hipótesis concretas.

Pierre Legendre es uno de los científicos más mencionados con más de 85 mil citas, en un área que no es fácil de comprender y de utilizar. Tan solo su libro Ecología numérica contabiliza más de 16 mil citas. Y en la mayoría de sus artículos aparecen uno o dos autores, de manera que su contribución es siempre significativa.

El nuevo integrante de la Academia Mexicana de Ciencias ofreció la charla titulada A Brief History of the Development of Numerical Ecology, en la que explicó que la Ecología Numérica es el campo de la Ecología cuantitativa dedicada al análisis numérico de datos.

Reconocimiento a Rinke

Por sus contribuciones al desarrollo de las Ciencias Sociales y a la formación de recursos humanos, el historiador alemán Stefan Rinke, del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Libre de Berlín, fue reconocido con el Premio José Antonio Alzate, el cual nació en el marco del Año Dual México-Alemania (2016), formalizado con un convenio de colaboración entre el Consejo Nacional de Cienciay Tecnología (Conacyt), la Academia Mexicana de Ciencias y la Fundación Alexander Von Humboldt.

En la ceremonia de premiación, que tuvo lugar en el Auditorio Eugenio Méndez Docurro del Conacyt, José Luis Morán López, presidente de la AMC, dijo que los temas de estudio y las redes de cooperación con Rinke están presentes en toda América Latina, de manera específica en Chile, Colombia, Brasil, y en especial en México.

Para ejemplificar, indicó que el investigador alemán es tutor de 12 proyectos de doctorado sobre Historia mexicana en la Universidad Libre de Berlín y es miembro del comité de 17 doctorados mexicanos.

Stefan Rinke es uno de los académicos responsables del programa de cooperación entre Alemania y México en el campo de las Ciencias Sociales, conocido como el Colegio Internacional de Graduados, diseñado para realizar investigaciones conjuntas y para colaborar directamente en la formación de recursos humanos de ambos países.

Al respecto del reconocimiento, Morán López precisó que éste consiste en un incentivo económico equivalente, en moneda nacional, a 60 mil euros, que serán destinados a un proyecto de investigación científica relacionado con México que el galardonado desarrollará en la institución que lo propuso, en este caso El Colegio de México.

“La AMC fue la entidad responsable de recibir las candidaturas y conformar el jurado que dictaminó al ganador. Se recibieron en total nueve candidaturas en diferentes áreas, como Ciencias de la Tierra, Inteligencia Artificial, Cristalo-grafía, Virología, Química, Letras e Historia.

El embajador de Alemania en México, Viktor Elbling, dijo que de los más de mil 400 eventos que se realizaron como parte del Año Dual México-Alemania, varios de ellos, relacionados con la ciencia, demuestran el interés de ese país hacia el nuestro. “Estoy convencido que el tema de cooperación científica será central para los dos países”.

Elbling adelantó que México será representado en otros eventos que se celebrarán en Alemania, como el Día de México, a realizarse el 12 y 13 del presente mes, organizado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación.

Para el titular del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza, en el sector científico ambos países han establecido una relación estratégica de largo plazo con iniciativas en áreas de interés común, como las energías renovables, bioeconomía y salud.

En cuanto al desarrollo tecnológico, este año destaca la participación de México como país socio en la Feria Industrial Hannover Messe.

Laboratorio Nacional

El Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra (LANOT) está diseñado para recibir, almacenar, procesar y llevar a cabo la distribución interactiva de datos e imágenes satelitales que permiten conocer el territorio, sus recurso, los procesos físicos que benefician o amenazan a la sociedad, así como observa diferentes fenómenos en los mares, en la atmósfera, etcétera, informó Manuel Suárez Lastra, director del Instituto de Geografía (IGg) de la UNAM.

Durante la presentación de la nueva instalación en el IGg-UNAM, el también integrante de la AMC destacó que el LANOT cuenta con tecnología para visualizar frentes fríos, incendios forestales, tormentas eléctricas, monitoreo de la actividad solar.

En la década de los 90, el IGg fue pionero de la recepción de imágenes satelitales y de su procesamiento. En ese tiempo se adquirió una antena polar con la que se recibieron imágenes por más de 20 años, por lo que fue necesario que a UNAM recuperara la capacidad que perdió en el momento en que la antena cumplió su periodo de vida útil.

Para ello se requirió contar con un esquema de colaboración con otras instituciones, como el que promueven los Laboratorios Nacionales del Conacyt, recordó Manuel Suárez.

Deja un comentario