APLAUSO Y SILBIDO

Deportivo

Por Ricardo García Estrada

• Inauguran los Juegos Interpolitécnicos

• Sale Cabral de la UANL

• Tres años y tres campeonatos

Al poner en marcha los Juegos Interpolitécnicos de Futbol Americano Juvenil 2018, el director general del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, declaró: “Los politécnicos hemos construido y tenemos muy sólido el sentido de pertenencia, por la calidad de los servicios educativos y la evidente contribución institucional al desarrollo económico y social del país: Pero también, gracias a las glorias internas y externas conseguidas mediante el deporte”.

El acto se llevó a cabo hace unos días en el Estadio Wilfrido Massieu, en medio de un gran ambiente y los tradicionales hulums, donde el funcionario informó que en este certamen intervienen 12 equipos de nivel medio superior de la institución, para demostrar que la cultura deportiva y el futbol americano son parte de la identidad politécnica, que ayuda a formar personas competitivas, visionarias y con liderazgo.

Rodríguez Casas anunció que el IPN trabajará para que pronto se incorporen a la práctica de esta disciplina, equipos de los demás Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyt). “Los jugadores politécnicos, dijo, han demostrado que saben conseguir el triunfo de su escuadra y de ellos mismos, cuando aportan su esfuerzo en una estrategia colectiva”.

En la ceremonia intervino la secretaria de Servicios Educativos de la propia casa de estudios, María Guadalupe Vargas Jacobo, quien aseguró que “estos juegos interpolitécnicos son una actividad del quehacer deportivo que nos permite generar el semillero para los equipos de categorías intermedia y mayor del IPN.

Exhortó a los entrenadores en jefe Francisco Chaparro Andrade y Enrique Zárate Martínez, de los burros blancos y águilas blancas, respectivamente, a observar a los jóvenes, que intervienen en estos juegos interpolitécnicos, quienes serán los que conformen en el futuro las filas de ambos equipos de categoría mayor.

Equipos participantes

En este torneo participan los halcones del Centro de Estudios Tecnológicos (CET) Walter Cross Buchanan; pegasosdel Cecyt Uno Gonzalo Vázquez Vela; cheyennes del Cecyt Dos Miguel Bernard; zorros del Cecyt Tres Estanislao Ramírez Ruiz y Jaguares del Cecyt Cuatro Lázaro Cárdenas del Río.

Búhos del Cecyt Seis Miguel Othón de Mendizábal; vikingos del Cecyt Siete Cuauhtémoc; sioux del Cecyt Ocho Narciso Bassols; osos blancos del Cecyt 10 Carlos Vallejo Márquez; dragones del Cecyt 11 Wilfrido Massieu; ciervos del Cecyt 12 José María Morelos y Pavón y coyotes del Cecyt 13 Ricardo Flores Magón.

Se va Cabral

Carlos Cabral Quiroga, head coach de los tigres delaUniversidadAutónomadeNuevoLeón(UANL)encategoríaintermedia,seaprestaacambiardeaires,sinoesqueyaemprendióesecambio.

Dijo en días pasados que tenía tres ofertas que estudiaría con calma, pero es muy probable que su destino final sea el feudo de los borregos salvajes del ITESM Guadalajara, invitado por el mandamás de ese equipo, Ernesto Alfaro del Villar, ansioso de apuntalar lo mejor posible su staff con personal capaz.

En entrevista con un medio regiomontano, Cabral señaló que le había comunicado a Antonio Zamora, entrenador en jefe de los felinos de categoría mayor, su decisión de salir de la UANL para desarrollarse profesionalmente.

Cabral cumplió una corta, pero exitosa labor con los tigres de categoría intermedia durante tres campañas (2016, 2017 y 2018), encaminándolos al trono en igual número de torneos. Así, los felinos sumaron un total de seis diademas consecutivas, ciñéndose las de 2013, 2014 y 2015 con el propio coach Zamora.

Con seis campeonatos al hilo en categoría intermedia, los tigres están a la par con los cheyennes de la Vocacional Dos del IPN (monarcas en 1956, 1957, 1958, 1959, 1960 y 1962), pero rebasaron a los y alquimistas de Ciencias Químicas-Veterinaria de la UNAM, campeones cinco veces seguidas: 1966, 1967, 1968, 1969 y 1970.

La tribu ganó sus primeras cinco coronas dirigida por Manuel gallo Rodero Garduño, mientras los químicos las conquistaron con Delmiro turco Bernal Contreras en cuatro temporadas: de 1966, 1967, 1969 y 1970.

En 1968 los alquimistas fueron comandados por Hilario Canseco Castillo (+), asistente del coach Bernal, a quien la UNAM le encomendó una tarea administrativa en el futbol americano de la institución.

Hay quienes aseguran que la tribu también impuso su ley en 1963 y 1964, pero no es así. Estas dos temporadas las tiñeron de azul y plata los toros salvajes de la entonces Escuela Nacional de Agricultura, que años más tarde se transformó en lo que es hoy la Universidad Autónoma Chapingo.

En 1963 cheyennes y toros salvajes igualaron 6-6 en la final, pero la liga estableció, días previos al encuentro, que si ambos equipos terminaban empatados en tiempo reglamentario (en esa época no había series extras, como hoy día), el conjunto campeón sería el que hubiese recibido menos anotaciones en contra en la temporada regular y ese fue el de Chapingo.

Al año siguiente los pupilos de Miguel mike Cervantes (+) y César Luque (+) retuvieron su gallardete en un duelo de poder a poder frente a los alquimistas, que ya daban muestras de lo lejos que llegarían en el quinquenio por venir, al vencerlos por 8-6.

Eso no es todo en cuanto a equipos campeones en el circuito primaveral. Está pendiente despejar la incógnita de los ascensos que emprendieron a las máximas cimas las águilas blancas del IPN, con Jacinto Licea Mendoza en su caja de coacheo.

Hace algunos años se le solicitó al coach michoacano esa información, pero declaró que esos datos estaban en poder de Ángel Martínez Guerrero (+), quien aseguró carecer de los mismos.

Ángel Martínez fue varias temporadas mánager de la parvada hasta antes de convertirse en presidente de la ONEFA, y era obvio que supiera cuántos títulos logró el escuadrón de Santo Tomás, pero aseguró lo contrario.

Dominio leguleyo

En los años 70 los búhos de Leyes de la UNAM se hicieron de cuatro campeonatos: 1971, 1974, 1975 y 1976. Su capacidad competitiva pudo extender su dominio en la categoría intermedia, pero la renuncia de su estratega, Manuel Neri Fernández, lo impidió. Cambió de aires para hacerse cargo, como se sabe, del programa de futbol americano de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), inicialmente con los mastines de la Unidad Iztapalapa, y de 1985 a 2002 al frente de las panteras negras en el circuito superior.

En 1973 surgió en la UNAM otro equipo que alcanzó la cúspide con todos los honores: los escorpiones rojos de Ingeniería, dirigidos por otra gloria de este deporte: Alfonso desalmado García Espejel (+).

Él, el propio Manuel Neri, Delmiro Bernal y Mario araña Revuelta (+), integraron durante varias campañas el staff de lujo de los pumas, con Roberto tapatío Méndez Ramírez (+), a la vanguardia.

Será importante dar a conocer en otra colaboración lo que hicieron en liga intermedia jaguares de la Vocacional Cuatro del IPN y vietnamitas de la Prepa Nueve de la UNAM.

Deja un comentario